Nuevos accesorios para el Opel Grandland X

Opel ha presentado un conjunto de accesorios originales para el Grandland X que abarcan desde sistemas de transporte y carga hasta llantas y neumáticos, pasando por los equipos para el confort y la seguridad, a los que hay que agregar también elementos estilísticos.

El Grandland X ofrece hasta un volumen de carga de 1.652 litros, pero si el usuario necesita un plus de capacidad, Opel ofrece otros sistemas flexibles de transporte y carga. Con el soporte base de aluminio y una extensa gama de sistemas de carga del colaborador de Opel, Thule, los clientes del Grandland X pueden disponer de mucho espacio de almacenamiento adicional. Por ejemplo las bicicletas pueden transportarse en diversos portabicicletas Thule montados en la parte trasera. Además es posible montar cofres de distintos modelos y tamaños en el soporte base del techo, incluyendo, por ejemplo, el cofre de techo Opel con sistema de anclaje Power-Click premontado. Este cofre de 2.050 x 840 x 450 milímetros puede abrirse desde los dos lados para facilitar la carga y descarga. Con él se aumenta el volumen de almacenamiento del Grandland X en hasta 460 litros. Gracias a la posición adelantada de instalación del cofre, el acceso al maletero no se ve afectado.

El sistema de transporte inteligente permite cargar en el techo del Grandland X voluminosos equipos de deportes acuáticos o de invierno. Hay disponible un soporte de aluminio para tablas de surf y también hay portaesquís.

Para mejorar el acceso al sistema de raíles de techo están disponibles los estribos de aluminio, que se ajustan bajo las puertas y entre los pasos de ruedas frontales y posteriores.

También hay disponible una bandeja adaptada al espacio de carga. La bandeja también mantiene la parte posterior organizada: con su recubrimiento antideslizante también protege de la sociedad y la humedad.

La rejilla de carga de seguridad, separa a los pasajeros de la zona de carga. La rejilla de acero con acabado en negro se fija detrás de los reposacabezas de los asientos traseros. La zona de carga también puede dividirse de forma flexible con la red de carga Opel. La red se fija con ganchos a las anillas de sujeción del suelo del espacio de carga del Grandland X y mantiene los objetos en su lugar con seguridad evitando que se deslicen.

Junto con los estribos de aluminio, las faldillas antibarro otro elemento práctico ya que están diseñadas para proteger la pintura de barro, sal, grava y nieve. El SUV puede personalizarse aún más con las llantas de aleación Opel de varios tamaños y con distintos diseños. En el interior detalles como los pedales de acero inoxidable OPC Line proporcionan un toque deportivo extra.

Nuevos accesorios para el Opel Grandland X
Valora este artículo

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: