BMW i4 M50: deportividad eléctrica

El BMW i4 M50 primer deportivo 100% eléctrico con carrocería coupé 5 puertas de la marca bávara. Incorpora motores eléctricos en el eje delantero y trasero, rindiendo de forma combinada 544 CV con una autonomía de hasta 510 kilómetros.

En lo estético, el i4 M50 destaca por un faldón delantero con el característico gráfico en forma de U de los modelos BMW M. Incluye tomas de aire laterales adicionales para la refrigeración de los frenos. El contorno de la parrilla de BMW y las molduras laterales están acabadas en color Cerium Grey, al igual que las carcasas de los espejos retrovisores exteriores y las inserciones en los bordes exteriores del faldón trasero; mientras que los difusores de aire, los listones embellecedores de las taloneras y la moldura del paragolpes trasero están pintados en color negro. Además, incorpora un alerón específico en el portón trasero. Opcionalmente se puede elegir un paquete exterior M de carbono. Este paquete incluye molduras laterales para las entradas de aire del frontal, carcasas de los espejos retrovisores, elementos laterales del faldón trasero y un alerón trasero especialmente diseñado en fibra de carbono.

Pasando a los aspectos dinámicos, su configuración de motor por eje lo configura como un vehículo con tracción total. Normalmente, la potencia se transmite únicamente a las ruedas traseras del i4 M50 para aumentar la autonomía. En caso de detectar una mayor aceleración lateral o en respuesta al deslizamiento de las ruedas, el motor que actúa sobre las ruedas delanteras para mejorar la estabilidad direccional.

El motor que impulsa las ruedas traseras genera una potencia máxima de 313 CV, mientras que la unidad del eje delantero produce 258 CV. La función Sport Boost aumenta la potencia combinada del sistema en 68 CV hasta un máximo de 544 CV durante más de diez segundos. Al mismo tiempo, el par motor combinado se incrementa en 65 Nm para llegar a los 795 Nm. La activación de la función Sport Boost permite al i4 M50 hacer el 0 a 100 km/h en 3,9 segundos. La función Launch Control también está disponible para acelerar desde parado con la máxima tracción. El i4 M50 tiene una velocidad máxima limitada electrónicamente de 225 km/h.

La batería del i4 está instalada en la parte baja del suelo del vehículo. Diseñada específicamente para este modelo, consta de cuatro módulos con 72 celdas cada uno y tres módulos con 12 celdas. Juntos proporcionan un contenido energético neto de 80,7 kWh. Esto permite que el BMW i4 M50 tenga una autonomía estimada de hasta 510 kilómetros en el ciclo WLTP.

En cuánto a la recarga de su batería, si se engancha a una estación de alta potencia, necesita diez minutos para cargar energía como para aumentar la autonomía en 140 kilómetros. La recuperación adaptativa es una de las funciones estándar que se activan cuando se conecta la posición de conducción D mediante la palanca selectora de la consola central. Como alternativa, el conductor puede elegir en el menú iDrive una configuración alta, media o baja de la regeneración de energía de frenada para todas las situaciones de conducción. La potencia máxima de recuperación es de 195 kW.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: