BMW M2 CS: más que un aumento de potencia

BMW ha hecho público el nuevo M2 CS, una versión más radical del modelo, con 40cv más que la versión Competition.

Pero no solo un aumento de potencia aporta esta nueva versión, uno de los primeros elementos que se observan en el exterior es el aumento del uso de plásticos reforzados con fibra de carbono (CFRP); que se aplican en el capó, el techo, el alerón y el difusor posterior.

La motorización del BMW M2 CS es un 6 cilindros en línea biturbo que desarrolla de 450cv. La transmisión de serie, es manual de 6 velocidades, y opcionalmente se ofrece la M DCT automática de 7 velocidades. La velocidad máxima con el M Driver’s Package, está limitada electrónicamente a 280 km/h. Y la aceleración en el 0-100 km/h es cifrada en 4 segundos.

El sistema de escape tiene un diseño de doble rama y cuenta con salidas cuádruples. Incorpora dos válvulas controladas electrónicamente pudiendo configurar el conductor el sonido.

Otra de las características diferenciadora del modelo es que incorpora la suspensión Adaptiva M, hasta ahora exclusiva de los modelos M4, y los neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2. Aquellos que quieran utilizar el coche “más a diario” pueden elegir los neumáticos Michelin Pilot Super Sport sin coste.

El equipo de frenado también sufre modificaciones; los discos de freno son más grandes que los del BMW M2 Competition (eje delantero: 400 mm de diámetro, eje trasero: 380 mm de diámetro). Opcionalmente, se ofrecen los frenos carbocerámicos.

Por último, en el interior también se han aplicado detalles en fibra de carbono e incorpora asientos tipo bacquet más ligeros en cuero y Alcántara.

El nuevo BMW M2 CS llegará al mercado en 2020.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: