El Kia Sportage se renueva, hibridación leve, diseño renovado y más tecnología

El Kia Sportage de 2018 presenta una serie de mejoras que se centran en el diseño exterior e interior, actualización de las tecnologías de seguridad y conectividad, así como nuevas motorizaciones que cumplen con las futuras normativas de emisiones.

En cuanto a los cambios estéticos se centran en un renovado paragolpes delantero, con rediseño de los faros antiniebla e inserciones en acabado brillante negro o cromado; también se integra una nueva parrilla tipo “tiger-nose”, con un marco negro mate o brillante. Los faros tipo LED con luces diurnas de cuatro puntos también han sido rediseñados. Se añaden cinco colores nuevos de carrocería.

Los cambios en la versión GT Line incluyen una nueva parrilla negra brillante con faldones en color plateado, e inserciones cromadas en el paragolpes delantero, molduras laterales, y el portón trasero. Las llantas de 19 pulgadas exclusivas del GT Line tienen un diseño nuevo y todas las versiones están equipadas con un difusor trasero que integra dos salidas de escape.

Aunque la disposición general del habitáculo se mantiene, hay una serie de pequeños detalles, como nuevo volante. Las versiones GT Line incorporan de serie asientos negros con costuras rojas. También se ha modificado el diseño de los controles de la ventilación y el aire acondicionado con nuevos biseles.

El Sportage ofrecerá una gama de motores más amplia, incluidos el nuevo EcoDynamics+ híbrido ligero con el motor diésel “R” de 2,0 l y el nuevo “U3” de 1,6 l.

Kia ha diseñado el sistema EcoDynamics+ para aumentar el rendimiento de los modelos con motor de combustión interna, mediante la energía eléctrica que se utiliza y se recupera. En el Sportage el sistema incrementa la aceleración con la potencia de una batería de iones de litio, con 0,44 kWh y 48V. También aumenta los periodos en los que el motor está detenido gracias al nuevo conjunto de alternador y motor de arranque (Mild-Hybrid Starter-Generator, MHSG). El MHSG está conectado al cigüeñal mediante una correa y puede cambiar entre los modos “motor” y “generador”.

En el modo “motor”, la batería proporciona energía en una aceleración con hasta 12 kW de potencia eléctrica. Al ayudar al motor de combustión, reduce su carga y su nivel de emisiones. En deceleración, bien al frenar o bien al usar la retención, el MHSG cambia al modo “generador”, para recuperar energía desde el cigüeñal y almacenarla en la batería sobre la marcha. La unidad electrónica de control (Electronic Control Unit ECU) calcula la forma más eficiente de usar la energía disponible, teniendo en cuenta la cantidad de carga de la batería en cada momento.

La batería y el MHSG también hacen posible un nueva función de parada y arranque automáticos en marcha (Moving Stop & Start). Si la batería tiene suficiente carga, en frenada y retención apaga el motor térmico. La batería de 48V de este sistema está bajo el suelo del maletero y además incorpora el sistema activo de control de emisiones, con un catalizador selectivo de reducción (Selective Catalytic Reduction SCR).

Kia reemplaza el actual motor CRDi de 1,7 l por el nuevo U3 CRDi de 1,6 l. Este nuevo diésel de 1,6 l genera 115 CV o 136 CV y utiliza una caja de cambios manual de seis velocidades de serie. Las versiones de 136 CV también estarán disponibles opcionalmente con tracción total y caja de cambios de siete velocidades con doble embrague. El nuevo motor U3 también tiene incorporada la tecnología SCR.

La gama de motores de gasolina permanece igual, aunque con pequeños cambios para reducir las emisiones. Las opciones a elegir en gasolina son dos, el T-GDi de 1,6 l, 177 CV y 265 Nm de par, o el GDi atmosférico de 1,6 l da 132 CV, 161 Nm. Ambos están equipados con un nuevo filtro de partículas para motores de gasolina.

En el Kia Sportage 2018 se incluyen como tecnologías a la conducción, el control de crucero adaptativo inteligente con función de parada y arranque automáticos, un monitor del entorno (Around View Monitor) para facilitar las maniobras de aparcamiento y el  control de la atención del conductor (Driver Attention Warning), que detecta el cansancio o la falta de atención al volante. Además   incluye los asistentes para evitar colisiones frontales, mantenimiento en el carril,  cambio de luces largas, el aviso inteligente de límite de velocidad, el aviso de vehículos en el ángulo muerto y el aviso de tráfico en la parte trasera.

En cuanto a la conectividad, actualiza la presentación y gestión de datos mediante la pantalla táctil, equipándose con una de 7 pulgadas o una nueva sin marco de 8 pulgadas. Todos los sistemas de navegación incluyen de serie los servicios proporcionados por TomTom, y como novedad ahora muestra al conductor el precio del carburante en las estaciones de servicio cercanas, así como la locación de lugares para aparcar en tiempo real.

El Kia Sportage 2018 estará disponible a la venta en el último cuatrimestre de este año y no se han concretado todavía los precios definitivos.

El Kia Sportage se renueva, hibridación leve, diseño renovado y más tecnología
Valora este artículo
Actualizado el 13 de julio de 2018

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: