El Škoda Karoq se renueva

Tras cuatro años de su lanzamiento, el Škoda Karoq se pone al día con ligeros cambios en su diseño exterior e interior como en tecnología. El Karoq ha sido todo un éxito para el fabricante checo ya que se sitúa como el segundo modelo más vendido de la marca en 2020 tras el Octavia.

Como con otros modelos de la marca checa, ahora luce una parrilla más ancha y de diseño hexagonal; junto con un nuevo faldón y faros delanteros más estilizados, disponibles ahora con tecnología full-LED Matrix. El alerón trasero ha sido alargado y presenta nuevas opciones en llantas de aleación de 17, 18 o 19 pulgadas. Estas ligeras modificaciones han conseguido reducir la resistencia aerodinámica del coche en más de un 9%, con un coeficiente aerodinámico de 0,30.

En el interior se ofrece un nuevo paquete ecológico opcional que incluye fundas para los asientos fabricadas con materiales veganos y reciclados. Por otra parte, se ha mejorado la iluminación ambiental LED e incorpora nuevas tiras decorativas en el salpicadero. Opcionalmente, el asiento del conductor ahora se puede ajustar eléctricamente.

La conectividad del Škoda Karoq se actualiza con los sistemas de la tercera generación de la plataforma de infoentretenimiento del Grupo Volkswagen, incorporando una eSIM integrada. Las aplicaciones de infoentretenimiento ofrecen la previsión meteorológica, las últimas noticias e incluyen la función de gestionar la agenda. Todas las versiones del Karoq vienen ahora con instrumentación digital. Que consiste en una pantalla de 8 pulgadas de serie y existe la opción de una de 10,25 pulgadas, que es de serie en el acabado Style.

Por otra parte, en seguridad equipa nueve airbags, mientras que el sistema Travel Assist incorpora entre cinco a ocho sistemas de asistencia. Como el control de crucero predictivo, el asistente de aviso de salida de carril y una versión mejorada del sistema de reconocimiento de señales de tráfico. El sistema opcional Crew Protect Assist reacciona ante una colisión inminente para evitar un accidente o minimizar sus consecuencias.

Pasando a las motorizaciones, se ofertan cinco opciones, tres en gasolina y dos diésel. En gasolina se oferta el 1.0 TSI con 110cv de potencia vinculado a un cambio de 6 velocidades; y los más potentes 1.5 y 2.0 TSI con potencias de 150 y 190cv respectivamente, con posibilidad de vincularlos a una caja automática DSG de 7 velocidades. En diésel, la oferta se centra únicamente en el 2.0 TDI con potencias de 116 y 150cv también con posibilidad del cambio DSG de 7 velocidades. Las versiones más potentes pueden equiparse con tracción total.

Finalmente, cabe destacar que todos los TDI están equipados con un sistema de tratamiento de gases de escape SCR y dos convertidores catalíticos. Este sistema utiliza el ya conocido AdBlue que se inyecta en los dos convertidores catalíticos SCR. En los gasolina se han introducido mejoras en la presión de la inyección y en la fricción de los componentes del motor para reducir emisiones y consumo. Además, el 1.5 TSI incorpora la tecnología de cilindros activos (ACT), que apaga automáticamente dos cilindros cuando la carga del motor es baja.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: