Estreno del Toyota bZ4X: todocamino eléctrico

Toyota estrena el nuevo bZ4X, un todocamino eléctrico puro que busca una vertiente práctica y anuncia más de 450 km de autonomía.

En el diseño exterior destaca por un frontal afilado, con persianas que regulan la entrada de aire y faros con un diseño delgado. La línea lateral es bastante limpia, con unas notables molduras en los pasos de rueda. Mientras que en la trasera destaca el alerón superior, como por el diseño de las luces, que recorren todo el portón. Sobre sus dimensiones, en comparación con el Toyota RAV4, el bZ4X tiene una altura total 85 mm menor o 160 mm más de distancia entre ejes.

Según Toyota, el interior ha sido diseñado para generar sensación de amplitud y la visibilidad. El conductor recibe la información en una pantalla TFT de 7 pulgadas que sitúa en el borde del volante. El maletero consta de una bandeja ajustable y una capacidad de 452 litros.

Y como todo buen eléctrico, lo importante lo encontramos en sus opciones de motorización. El bZ4X con tracción delantera monta un motor eléctrico de 204 CV y 265 Nm de par; lo que le sirve para acelerar de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h. El modelo con tracción total, monta un motor en cada eje, genera una potencia máxima de 217,5 CV, con 336 Nm de par; igual velocidad punta y un 0-100 km/h algo menor, 7,7 segundos.

La batería de ion de litio del Toyota bZ4X es de alta densidad, refrigerada por agua y tiene una capacidad de 71,4 kWh, con la que es de esperar que disponga de una autonomía de más de 450 km. Anuncia que se puede cargar al 80% en unos 30 minutos con un sistema de carga rápida de 150 kW (CCS2).

La autonomía del bZ4X se puede ampliar gracias a un techo con panel solar opcional, que capta la energía solar y genera electricidad. Se puede utilizar tanto con el vehículo encendido como apagado. Toyota calcula que puede acumular suficiente energía a lo largo de un año como para circular 1.800 km.

La versión con tracción total ha sido desarrollada en colaboración con Subaru, debido a la amplia experiencia de esta. El modelo con tracción total monta unos motores de 80 kW independientes en los ejes delantero y trasero. También incluye la función XMODE, con distintos modos de conducción, para adaptarse mejor a las circunstancias con ajustes para barro, nieve y control del agarre para una mínima conducción todoterreno.

Otra de las novedades es que el Toyota bZ4X será el primer modelo de la marca en ofrecer el sistema de dirección por cable (One Motion Grip), cuya introducción en Europa está prevista para más adelante. Este sistema electrónico prescinde de la conexión mecánica entre el volante y las ruedas delanteras, y ajusta el ángulo de los neumáticos con más precisión; además, deja más espacio para las piernas. El volante tradicional se sustituye por el control One Motion Grip, cuyo funcionamiento busca la facilidad de accionamiento, ya que evita la necesidad de cruzar los brazos al girar. Así, se puede llegar de tope a tope con solo girar 150 grados. Puesto que el sistema no tiene conexiones físicas, se suprimen las posibles vibraciones de los neumáticos en la dirección.

Y ya pasando a la seguridad, el bZ4X incorporará la tercera generación del sistema Toyota Safety Sense, con funciones nuevas y mejoradas. Destaca una mejora del Sistema de Seguridad Precolisión para detectar vehículos que circulen en sentido contrario e invadan el carril, suprimir la aceleración a baja velocidad y proporcionar asistencia para frenadas de emergencia.

Finalmente, el Toyota bZ4X se presentará en Europa el 2 de diciembre, para posteriormente abrirse un proceso de reserva online.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: