Goodyear y la conducción del futuro

Goodyear ha presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra de 2018 un nuevo neumático EfficientGrip Performance con tecnología “Electric Drive”, un prototipo dirigido a vehículos eléctricos que estará disponible en 2019 en Europa. Además ha presentado el prototipo Oxygene que busca mejorar la calidad del aire.Tecnología para vehículos eléctrico

Las pruebas que ha realizado Goodyear revelan que las ruedas tradicionales pueden desgastarse hasta un 30% más rápido en los vehículos eléctricos debido al par potente e instantáneo de los motores eléctricos y al peso adicional del vehículo debido a las baterías.

El prototipo EfficientGrip Performance con la tecnología “Electric Drive” ofrece estas soluciones para obtener rendimiento y mayor duración aplicando las siguientes premisas:

El diseño de la banda de rodadura: Las ranuras más delgadas de la banda de rodadura permiten un contacto de la goma superior en la superficie de la carretera que las ranuras radiales tradicionales. Con más goma en la carretera, la rueda puede soportar mejor los altos niveles de par mientras mantiene el rendimiento en condiciones húmedas. El diseño de la banda de rodadura también evita que las ondas de sonido entren en sus ranuras, reduciendo el ruido de los neumáticos interiores y exteriores.

Fabricación para soportar cargas elevadas: la forma del neumático se ha optimizado para soportar el peso adicional del vehículo por las baterías y al mismo tiempo mantener una huella óptima de la banda de rodadura para un alto rendimiento.

Compuesto optimizados: las propiedades del material de la banda de rodadura se han ajustado para obtener una resistencia a la rodadura ultrabaja para ampliar el alcance del vehículo y hacer frente a altos niveles de par. Además, la pared lateral ha sido diseñada para reducir la resistencia aerodinámica, buscando un consumo de energía reducido.

El concepto Oxygene de Goodyear para mejorar la calidad del aire

Goodyear también ha presentado el concepto llamado Oxygene, tiene una estructura que presenta musgos vivos creciendo dentro del lateral del neumático. Esta estructura abierta y el diseño de la banda de rodadura del neumático absorben y hacen circular la humedad y el agua de la superficie de la carretera, lo que permite la fotosíntesis y por lo tanto, la liberación de oxígeno en el aire.

Oxygene esta fabricada mediante impresión en 3D con polvo de caucho de neumáticos reciclados. La estructura ligera absorbe los golpes, proporciona una solución sin pinchazos diseñada para prolongar la vida útil de la rueda y minimizar los problemas de uso.

El prototipo de neumático Oxygene recoge la energía generada durante la fotosíntesis para alimentar su electrónica integrada, incluyendo sensores a bordo, una unidad de procesamiento de inteligencia artificial y una franja de luz personalizable en el lateral del neumático que cambia de color, advirtiendo a los usuarios y peatones de próximas maniobras , como cambios de carril o frenado.

Oxygene utiliza un sistema de comunicaciones de luz visible, o LiFi, para una conectividad móvil de alta capacidad a la velocidad de la luz. LiFi permite que el neumático se conecte al Internet de las cosas, lo que permite el intercambio de datos de vehículo a vehículo (V2V) y de vehículo a infraestructura (V2I), que es fundamental para los sistemas de gestión de movilidad inteligente.

Goodyear y la conducción del futuro
Valora este artículo
Actualizado el 17 de marzo de 2018

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: