Hyundai anuncia la revolucionaria tecnología CVVD: más potencia y menos consumo

Hyundai ha presentado la tecnología CVVD (Continuously Variable Valve Duration) que controla el tiempo de apertura y cierre de las válvulas en función de las condiciones de conducción.

El objetivo de este desarrollo según el fabricante coreano es optimizar el rendimiento del motor como la eficiencia del combustible, lo que reduce el consumo como las emisiones. Según las cifras ofrecidas esta tecnología de control de válvulas lograría un aumento del 4% en el rendimiento y una mejora del 5% en la eficiencia del combustible. Además, la tecnología reduce las emisiones en un 12%.

El rendimiento de un motor convencional de combustión se rige por sistemas de control que ajusta tanto el tiempo de apertura y cierre de la válvula como la profundidad de apertura de la misma, en base a los ciclos de admisión, compresión, expansión y escape del motor (4 tiempos). Las tecnologías utilizadas controlaban el tiempo de apertura y cierre de la válvula o el volumen de aire de admisión.

Sin embargo ambas tecnologías no controlaban del todo el tiempo de apertura de la válvula, ya que la temporización no dependía de las diversas situaciones de conducción que se pueden dar. Con el sistema CVVD cuando el vehículo mantiene una velocidad constante y requiere una baja potencia del motor, abre la válvula de admisión desde la mitad hasta el final del recorrido de compresión. Esto ayuda a mejorar la eficiencia del combustible al reducir la resistencia causada por la compresión. Por otro lado, cuando la potencia del motor es alta, la válvula de admisión se cierra al principio de la carrera de compresión para maximizar la cantidad de aire utilizado para la explosión, aumentando el par para mejorar la aceleración.

Esta tecnología será incluida en las futuras motorizaciones de motores de Hyundai y Kia, pero el primero de ellos es el Smartstream G1.6 T-GDi. Una curiosa motorización turbo de gasolina V4 con 180 cv. Este motor es el primero en utilizar la nueva tecnología CVVD y también cuenta con recirculación de gases de escape a baja presión (LP EGR) para reducir el consumo.

También incluye un sistema de recirculación de los gases de escape devuelve parte del gas quemado por el motor a la cámara de combustión, produciendo un efecto de enfriamiento y reduciendo la emisión de óxidos de nitrógeno. El motor G1.6 T-GDi también cuenta con un sistema de baja presión que redirige el gas de emisión quemado a la parte delantera del compresor del turbocompresor, en lugar del sistema de admisión, para aumentar la eficiencia en condiciones de alta demanda por parte del conductor.
Además, cuenta con un Sistema Integrado de Gestión Térmica que calienta o enfría más rápidamente el motor a una temperatura óptima. El nuevo motor Smartstream G1.6 T-GDi lo equipará el Hyundai Sonata Turbo, cuya introducción está prevista para la segunda mitad de este año.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: