Hyundai i10 N Line: deportividad concentrada

El i10 se convierte en el cuarto modelo de Hyundai en añadir un acabado N Line, que añade detalles y equipamientos para darle a este urbanita un toque deportivo.

A diferencia de los i10 convencionales, en el exterior añade paragolpes y una parrilla rediseñados, llantas de aleación de 16 pulgadas, luces diurnas tipo LED, spoiler y difusor. Además esta versión podrá seleccionarse con techo bicolor.

En el interior tanto el volante, la palanca de cambios y las salidas de ventilación tienes detalles en rojo. Además incorpora asientos deportivos con costuras en rojo.

En motorizaciones incorpora un motor 1.0 T-GDi de 3 cilindros con 100cv de potencia y 172 Nm de par. Este bloque se suma al motor 1.2 MPi de 4 cilindros con 84cv y 118 Nm. Ambos se ofrecen con una transmisión manual de cinco velocidades.

El i10 N Line llegará a Europa en el verano de 2020.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: