Los concept-cars que desembocaron en el Peugeot 508

Los concept-car de Peugeot sirven para explorar elementos estéticos, innovaciones tecnológicas y elementos de la identidad de cada marca que pueden llegar a ser trasladados a medio plazo en los vehículos en serie.

En el caso de los nuevos Peugeot 508 y Peugeot 508 SW, el hilo conductor empieza en 2012 con el concept-car Peugeot Onyx, una de las primeras obras firmadas por el Peugeot Design Lab. Bajo su aspecto de supercar pueden verse elementos como el frontal, la forma de las luces o su perfil afilados que parecen prefigurar parte de los los elementos del 508.

Las ideas sembradas por el Onyx fueron tomando forma hasta fructificar en el Peugeot Exalt, una berlina, presentada en el Salón de Pekín de 2014, con una estética de coupé, con un motor diésel híbrido de 340 CV. En el exterior destacan las vías anchas con pasos de rueda musculosos, puertas sin marco y unas líneas de diseño que se acercan Peugeot 508. La forma de su frontal y su zaga, con una banda oscura que une los pilotos traseros, se han ido retomando en los modelos que forman la gama actual de la Marca.

En el interior la estética iniciadas por el Exalt también han terminado concretándose en el Nuevo Peugeot 508 y en otros lanzamientos. Como las Toggle Switches, los mandos que imitan las teclas de un piano y con los que se controlan diversas funciones del vehículo que se estrenaron con el SUV Peugeot 3008 y que se han convertido en toda una seña de identidad.

Los concept-cars que desembocaron en el Peugeot 508
Valora este artículo

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: