Mazda CX-60 e-SKYACTIV PHEV: híbrido enchufable con hasta 63 km de autonomía

El CX-60 e-SKYACTIV PHEV es el primer modelo de una serie de vehículos electrificados que Mazda introducirá en Europa.

El elemento clave de este SUV lo encontramos en su motorización. Combina un motor de gasolina 2.5 l. Skyactiv-G de cuatro cilindros e inyección directa. Junto con un motor eléctrico de 100 KW y una batería de alta capacidad de 17,8 kWh; vinculado todo ello a una transmisión automática de 8 velocidades. El sistema de tracción integral es permanente con transferencia de par entre ejes.

El conjunto de motor de gasolina y eléctrico desarrolla una potencia total de 327 CV y una entrega de par máxima de 500 Nm; además, anuncia una aceleración en el 0 a 100 km/h de 5,8 segundos. El consumo de combustible WLTP en ciclo combinado es de 1,5 l/100 km.

En cuanto a la autonomía anuncia 63 km mientras el vehículo circule a menos de 100 km/h. Mientras que la batería se carga por completo desde vacío en 4 horas, con un cargador de corriente normal con la red eléctrica de 220-240 V. La batería del CX-60 se ha situado entre el eje delantero y el trasero, en una posición rebajada, con el objetivo de obtener un centro de gravedad bajo.

El CX-60 incorpora las tecnologías de seguridad i-Activsense de Mazda para la asistencia al conductor. Mazda espera que el vehículo obtenga una calificación en seguridad de 5 estrellas Euro NCAP. Entre las novedades en la seguridad activa incluye un monitor de visión 360° que mejora la visibilidad a través del vehículo durante la circulación a baja velocidad; asistente de intersecciones (TAP); detección de peatones traseros (SBS-R); mantenimiento en carril de emergencia (ELK); asistente de velocidad inteligente (i-ACC) y función de ayuda al salir del habitáculo (BSM Vehicle Exit Warning).

Como indicaba anteriormente, el Mazda CX-60 es el primero de una serie de vehículos electrificados o eléctricos que el fabricante nipón tiene proyectados lanzar. Continuará con el Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV totalmente eléctrico, con un motor rotativo que se empleará para generar electricidad. Mientras que finalmente en 2023, Mazda tiene previsto lanzar un nuevo modelo de mayor tamaño que el CX-60, con tres filas de asientos.

 

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: