Nuevos Audi Q4 y Q4 Sportback e-tron

Los primeros SUV compactos eléctricos de la marca de los cuatro aros ya han llegado.

Aunque ya conocíamos las versiones de las otras marcas del Grupo VW, como el VW I.D4 o el Škoda Enyaq, es el turno de Audi, que nos presenta no una, si no dos propuestas.

Sorprenden sus proporciones, con voladizos delanteros cortos, ruedas grandes y músculos prominentes y bien definidos. Todos los trazos están dibujados con la mayor precisión y el tratamiento de las superficies se ha estudiado al detalle. En el Audi Q4 Sportback e-tron, la línea del techo de estilo
coupé termina en una parte trasera muy expresiva, donde un spoiler se ubica encima de la luna,
que está dividida en dos partes.

Con 4,59 metros de longitud, ofrecen a los pasajeros un amplio interior, más allá de los límites conocidos en su segmento. La habitabilidad es, en ambos casos, comparable a la de un SUV de gran tamaño, dado que no hay túnel central. La sensación de amplitud no se limita solo a los asientos delanteros; también en la parte trasera los ocupantes disfrutan de un generoso espacio para las piernas, gracias a las ventajas que aporta la plataforma MEB, diseñada para vehículos eléctricos.

El maletero, dependiendo de la posición de los respaldos traseros, su volumen se sitúa
entre 520 y 1.490 litros en el Q4 e-tron; y entre 535 y 1.460 litros en el Q4 Sportback e-tron, que
cuenta con portón de apertura eléctrica de serie.

La elevada autonomía es una cualidad destacada en los nuevos modelos eléctricos de Audi: el Q4
40 e-tron puede cubrir distancias de hasta 520 kilómetros (WLTP) con una sola carga de batería.
Gracias a una potencia de carga máxima de 125 kW, en condiciones ideales puede obtener
suficiente energía para recorrer unos 130 kilómetros en apenas diez minutos.

El interior de estos dos modelos SUV eléctricos compactos es espacioso y tiene un diseño
minimalista, con la consola orientada al conductor. Está divida en áreas separadas e integra dos
pantallas, la del centro del salpicadero podrá ser de 11,6 pulgadas a final de año  (de serie es de 10,1 pulgadas), y la del cuadro digital es de 10,25″ de serie. Otras novedades son la conducción AR.

El coche se ofrecerá con tres motorizaciones, una variante quattro y dos con tracción trasera. La versión 50 e-tron quattro tiene 299 CV y 460 Nm de par (repartidos en dos motores, el trasero 204 CV y el delantero 109 CV), acelera de 0 a 100 km/h en solo 6,2 segundos. Las versiones más modestas son tracción trasera, la 35 e-tron tiene 170 CV y la versión 40 e-tron tiene 204 CV. Ambos 310 Nm de par.

El Audi Q4 admitirá pedidos desde junio y el Q4 Sportback a finales de verano. Los precios empiezan en 44,460€ sin descuentos para el Q4 35 e-tron. El Q4 40 e-tron parte de 48.910€ y el Q4 50 e-tron quattro desde 58.150€. A sumar 2000€ si nos gusta más la carrocería Sportback.

 

 

 

 

Nacho Salvador

Estudiante de ingeniería informática y amante de los coches. Escritor, programador y músico en mis ratos libres.

A %d blogueros les gusta esto: