Peugeot llama a revisión a los 308 diésel de los años 2017 y 2018

El sistema de alertas de la Comisión Europea (RAPEX) anuncia este viernes una llamada a revisión que afecta a los Peugeot 308 diésel fabricados entre el 12 de enero de 2017 y el 30 de marzo de 2018.

La incidencia señala que el motor “se encuentra mal calibrado” (entendemos que se trata de alguna incidencia en la ECU o en la programación de esta), del cual se deriva un posible deterioro o daño del filtro de partículas diésel (DPF/FAP). Además, de producirse daños en este sistema, conllevaría que además el vehículo sería más contaminante, superando lo establecido por la normativa.

Como solución, en la información se señala que Peugeot llamará a revisión a los afectados. Aunque no se ha concretado, todo apunta a una simple reprogramación de la centralita. La incidencia ha recibido el código interno de JDF.

Por último, para que el usuario detecte si está afectado, los números de bastidor de los Peugeot 308 diésel afectados son aquellos comprendidos entre el VF3LHEZRHS028975 y el VF3LJEHZRJ5174718. En la información no se ha señalado motores concretos, únicamente se alude a motorizaciones diésel. Estaremos al tanto por si esta incidencia afecta a otros modelos del Grupo PSA, como podría ser Citröen.

La avería de los sistemas DPF/FAP suelen tener un coste de reparación elevado, que se sitúa entre los 600 a los 2.500 euros, dependiendo del modelo. Por lo que es recomendable que el usuario que pudiera estar afectado, contacte con el fabricante para que le informe de más detalles y pueda serle aplicada la solución desarrollada por Peugeot.

Fuente: Rapex A12/1429/19

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: