Presentado el Rolls-Royce Cullinan

Rolls-Royce ha presentado su primer Suv de la historia, el Cullinan,con un diseño exterior que sigue las líneas de otros modelos de su gama, como las “puertas suicidas” aporta una presencia más rotunda. Con este Suv de lujo el fabricante británico entra en la batalla con el Bentley Bentayga.

En el Cullinan no todo es lujo, también tiene capacidades Off-Road, incorpora una suspensión neumática autonivelante, tracción total y ofrece una profundidad de vadeo de 540 mm.

Para mover todo el conjunto equipa un motor V12 con doble turbo, 6.75 litros cilindrada, ofreciendo un par de 850Nm, 571cv de potencia y una velocidad máxima de 250km/h limitada.

Sus dimensiones exteriores son 5,34 metros de longitud, 2,16 de ancho y 1,83 de altura y el peso es de 2.660 kgs, el maletero tiene una capacidad de 600 litros.

Para facilitar el acceso al vehículo, al presionar el botón del apertura del mando o la manilla, el Cullinan reduce su altura en 40mm, una vez cerradas las puertas se eleva nuevamente.
 
En el salpicadero se localiza una pantalla de información central táctil, que permite al conductor seleccionar rápidamente funciones, vistas de mapas y configuración del vehículo. Desde aquí se puede controlar el icónico Spirit of Ecstasy que se encuentra en la consola central con el botón Off-Road, el botón Hill Descent Control y los controles de ajuste de altura de la suspensión de aire.
 
El Rolls-Royce Cullinan es un automóvil avanzado tecnológicamente pudiendo ser equipado con: visión nocturna y asistencia visual incluyendo advertencia ante animales y peatones durante el día y la noche, asistente de alerta, un sistema de 4 cámaras con vista panorámica y vista aérea, control de crucero activo, advertencia de colisión, advertencia de tráfico cruzado, salida de carril y advertencia de cambio de carril, un Head-Up Display, un punto de acceso WiFi, sistemas de navegación y entretenimiento.

Las plazas traseras del Cullinan están disponibles en dos configuraciones, asientos tipo salón o asientos individuales. La configuración del asiento tipo salón es la más funcional, con espacio para tres pasajeros y como novedad en Rolls-Royce son abatibles. Los asientos se pliegan electrónicamente en división 2/3 y 1/3.

La configuración del asiento individual los dos asientos traseros individuales están separados por una consola central trasera fija que incorpora un hueco de bebidas con vasos de whisky, decantador y refrigerador. 

Presentado el Rolls-Royce Cullinan
Valora este artículo
Actualizado el 10 de mayo de 2018

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: