Seat lleva a Techno Classica dos de sus clásicos que cumplen 50 años

Seat acude este año nuevamente a Techno Classica, la feria mundial de coches clásicos de Essen, Alemania. En esta edición, el fabricante de automóviles español mostrará dos versiones del 1430 que cumple 50 años, (una berlina de la primera serie y un familiar), así como del 850 Sport Spider, el único convertible que Seat ha desarrollado, y que este año también cumple 50 años.

El Seat 1430 salió al mercado en 1969, fue un derivado del 124. El 1430 se puede reconocer fácilmente por sus dobles faros delanteros y sus pilotos traseros más grandes. Bajo el capó equipaba un motor de 1.438cc que desarrollaba 70 CV, (10 CV más que el 124 estándar de 1.2 litros).

Si bien el diseño del 1430 era muy similar al 124 estándar, las simples modificaciones de las luces y un motor más grande y más potente fueron suficientes para convertirlo en un automóvil diferente. El 1430 se produjo hasta 1976, cuando se lanzó un modelo evolucionado del 124 llamado “Pamplona”, que heredó la gama completa de motores del 1430. Se construyeron más de 255.000 ejemplares, con el motor del 1430 estándar, así como en las versiones de doble cámara 1.6 y 1.8, conocidas como FU.

El Seat 1430 también consiguió varios triunfos en la historia del deporte de motor. Las versiones más potentes cosecharon increíbles éxitos en los rallyes, donde destaca la victoria en cuatro campeonatos nacionales a mediados de los ‘70. Su motor se utilizó en la Fórmula 1430, la primera competición de monoplazas española, creada por Seat a principios de los años ‘70.

También se lanzó en versión familiar, el 1430 Especial 1600 Familiar, tipo FM, fue un concepto que no cuajó, solamente se fabricaron 852 ejemplares entre 1974 y 1976, momento en el que se detuvo la producción. Fue reemplazado por el SEAT 131 que pese a tener el mismo motor, era más grande y más pesado, perdiendo así parte de ese toque deportivo.

Restauración de un 1430 Familiar:

Por otro lado esta el Seat 850 Sport, que fue también lanzado en 1969. El mismo año que el automóvil número 1.000.000 ensamblado por Seat salió de la línea de montaje situada en Barcelona desde 1953.

La base del 850 Sport, que también se le conoce como Sport Spider, fue la berlina 850 lanzada tres años antes, aunque los dos vehículos eran muy diferentes.

El 850 Sport era un convertible biplaza diseñado por el diseñador italiano de automóviles Bertone, que opcionalmente también estaba disponible con capota dura. No solo el coche fue un hito para la empresa, también lo fue su motor. Bajo el capó había un motor de gasolina de 903 cc, con 52 CV, que luego se utilizó en la versión 850 Sport Coupé. Sentó las bases para miles de automóviles Seat, incluida una versión de acceso del Seat Ibiza de mediados de los ‘80.
Solo se habían fabricado 1.746 ejemplares del SEAT 850 Sport Spider, cuando finalmente terminó la producción en 1972.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: