Volkswagen I.D. R Pikes Peak, aerodinámica para un récord

El aspecto aerodinámico del primer automóvil de carreras totalmente eléctrico de Volkswagen está diseñado sin concesiones para abordar el ascenso a la colina más famosa del mundo, Pikes Peak. “La línea de salida se encuentra a una altitud de casi 2,900 metros, con el final a 4,300 metros sobre el nivel del mar. La baja presión de aire allá arriba significa que las condiciones aerodinámicas son diferentes a las de una pista de carreras en terreno llano”, explica François-Xavier Demaison, Director Técnico de Volkswagen Motorsport y el responsable del desarrollo de la I.D. R Pikes Peak como gerente de proyecto.

Durante el sinuoso recorrido de 19.99 kilómetros hasta la cima de Pikes Peak, cerca de Colorado Springs (EE. UU.), se alcanza una velocidad máxima de alrededor de 240 km/h. Todo el chasis está diseñado para generar la mayor carga aerodinámica posible, sin causar demasiado arrastre aerodinámico.

El resultado visualmente más llamativo del diseño es el ala trasera sobredimensionada en el I.D. R Pikes Peak. “La altitud en Pikes Peak significa que el aire es en promedio un 35 por ciento menos denso. Como resultado, perdemos el 35% de nuestra carga aerodinámica en comparación con una pista de carreras a nivel del mar. El enorme alerón trasero nos permite compensar parte de esta pérdida de carga aerodinámica “, explica Willy Rampf, consultor técnico del proyecto.

Volkswagen Motorsport utilizó un modo de escala (1: 2) para probar la gran cantidad de variantes de la pista de Pikes Peak en el túnel de viento. Los toques finales se colocaron en un chasis de tamaño completo en el centro de desarrollo Porsche en Weissach. “Fue muy beneficioso poder utilizar recursos del grupo”, confirma Demaison.

Con frecuencia se producían nuevos componentes rápidamente en una impresora 3D. “Imprimimos alrededor de 2,000 partes. Al hacerlo, ahorramos mucho tiempo “, dice el Dr. Hervé Dechipre, quien, como ingeniero de CFD en Volkswagen Motorsport, es responsable de la aerodinámica en el ID. R Pikes Peak.

El motor eléctrico en el I.D. R Pikes Peak necesita ser enfriado lo más eficientemente posible. Sin embargo, la necesidad de aire fresco es mucho menor que en el caso de un motor de combustión. Además, no es necesario guiar el aire de admisión a los dos motores eléctricos, que en conjunto generan 680cv. Esto hizo posible reducir el tamaño de las entradas de aire, lo cual es siempre un gran inconveniente desde un punto de vista aerodinámico.

La primera prueba sobre el terreno de Pikes Peak está prevista para finales de mayo. El piloto Romain Dumas y el equipo de Volkswagen Motorsport comienzan la fase final de sus preparativos para el “Pikes Peak International Hill Climb 2018” el 24 de junio. El objetivo es romper el récord en la clase de prototipos eléctricos, que actualmente se sitúa en 8:57,118 minutos.

Volkswagen I.D. R Pikes Peak, aerodinámica para un récord
Valora este artículo
Actualizado el 19 de mayo de 2018

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: