Vuelve el Ford Focus ST

Ford ha presentado la última creación de Ford Performance, el Focus ST, con el que busca dar respuesta a aquellos que solicitan un compacto práctico con un rendimiento notable

El nuevo Focus ST se ofrece con dos motorizaciones, una gasolina y otra diésel. El motor EcoBoost de 2.3 litros ofrece 280 CV a 5.500 rpm y 420 Nm de par desde 3.000 rpm hasta 4.000 rpm; acelera en el 0- 100 km/h en menos de 6 segundos. Ford ha implementado en este motor, un turbocompresor de baja inercia de doble entrada y una válvula de descarga controlada electrónicamente, regulando las presiones de sobrealimentación. También incorpora un sistema anti-lag ya visto en el Ford GT y el pickup F-150 Raptor; el sistema mantiene el acelerador abierto cuando el conductor levanta el pedal, aliviando la inversión del flujo de aire del turbocompresor para mantener la velocidad de la rueda del compresor y permitiendo que la presión de sobrealimentación aumente más rápidamente cuando sea necesario.

La motorización diésel se trata de un EcoBlue de 2.0 litros y 190 CV, con un par de 400 Nm entre 2.000 rpm y 3.000 rpm; y 360 Nm a partir de 1.500 rpm. Esta motorización incorpora un turbocompresor de geometría variable de baja inercia.

La transmisión manual de 6 velocidades tiene una reducción del recorrido del 7 por ciento en comparación con el nuevo Focus estándar. La nueva tecnología de emparejamiento de revoluciones que debutó en el nuevo Mustang también se presenta como parte de un Paquete opcional, únicamente en el EcoBoost de 2.3 litros. También dispone de una versión con transmisión automática de 7 velocidades.

El trabajo para implementar un mejor comportamiento dinámico abarca la tecnología eLSD para los modelos Focus ST de 2.3 litros. Incorporado en la transmisión, el sistema utiliza embragues activados hidráulicamente para limitar el par motor enviado a una rueda que ha reducido la tracción en la superficie de la carretera, y redistribuye hasta el 100 por cien del par disponible a la rueda con más tracción; el objetivo es contrarrestar el resbalamiento de la rueda que puede dificultar la salida de las curvas.

En el EcoBlue Focus ST de 2.0 litros Ford incorpora la tecnología de Control de Par Vectorial, que anuncia una mejora el agarre en carretera y reducción del subviraje al aplicar la fuerza de frenado a la rueda delantera interior al tomar curvas.

Pasando al interior, destacan los asientos firmados por Recaro con costuras en contraste y volante deportivo acabados en cuero; los pedales cuentan con material antideslizante. En el exterior destaca, el frontal más agresivo con tomas de aire de mayor tamaño, el alerón trasero de mayores dimensiones, la salida de escape doble o el difusor más deportivo. En colores exteriores el Focus ST se ofrece en Azul Ford Performance, Naranja Fury, Blanco Frozen, Gris Magnetic, Rojo Race, Rojo Ruby y Negro Shadow.

El nuevo Focus ST saldrá a la venta en Europa durante el verano de 2019.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: