20 años del Mercedes-Benz CL C215

Veinte años hace que Mercedes-Benz presentó en el Salón de Ginebra la segunda generación de su Clase CL, predecesor del actual Clase S Coupé.

Desde agosto de 1999 hasta finales de 2006, duración del C215 a la venta, se fabricaron 47,984 unidades de este fantástico cupé de lujo.  Las primeras unidades que llegaron a los concesionarios lo hicieron en octubre de 1999 y todos eran la versión CL 500, que era la única a la venta. Producía 306cv derivados de un motor V8. Posteriormente, coincidiendo con el cambio de siglo, llegaron también las versiones CL 600 con motor V12 y 367cv.

La versión CL 600 contaba con desconexión de cilindros, algo habitual a día de hoy en diferentes compactos y utilitarios (como el grupo VW en el 1.4/1.5 TSI y Ford en el 1.5 EcoBoost), que reducía el consumo de la anterior generación de CL sobre un 20%. Dicha desactivación de cilindros también estaba disponible opcionalmente en el CL 500.

 

Un poco más tarde, Mercedes-Benz también presentó las variantes AMG del CL. Se trataban del CL 55, con un V8 de 360cv y el CL 63 V12 con 444cv. En esta época, el número de los modelos indicaba la cilindrada, haciéndonos más fácil conocer qué motor equipaba cada coche.

La segunda generación de CL  enfatizaba la silueta de cupé que ya conocíamos de la anterior generación, que además era 72mm más corto, 55 más ancho y 54mm más bajo que la anterior generación, haciéndolo más corto y usable en ciertas situaciones. Además, era más ligero. Mucho más, 340 kg exactamente. El espacio interior y la calidad eran las mismas que el Clase S, lo que elevaba el confort y la deportividad al máximo nivel.

 

 

En el interior, el cuadro, los asientos y los paneles de las puertas venían tapizados en cuero de serie. Opcionalmente se podía equipar el volante completo de madera e incluso piedra designo para la consola y volante, de granito natural, cortado en finas hojas.

En el apartado técnico, tenemos el chasis activo (ABC), ESP, ASR, ABS, BAS (freno automático) de serie. Además, contaba con faros nuevos de bi-xenón con lavafaros, aparcamiento con sensores, muchos airbags. Opcionalmente se podía equipar el control de crucero adaptativo, DISTRONIC, así como arranque sin llave, todo un avance en el año 1999.

En el año 2002 el CL recibió un lavado de cara y la introducción de nuevos motores más modernos y potentes. El CL600 ahora entregaba 500cv (tenía turbo) y el CL 63 612cv con unos generosos 1000Nm de par motor.

20 años del Mercedes-Benz CL C215
5 (100%) 2 vote[s]

Nacho Salvador

Estudiante de ingeniería informática y amante de los coches. Escritor, programador y músico en mis ratos libres.

A %d blogueros les gusta esto: