30 aniversario del Lamborghini Diablo

Lamborghini celebra este año el 30º Aniversario del Diablo, uno de los modelos más emblemáticos de la historia de los superdeportivos y de la marca italiana.

Lanzado en enero de 1990, la historia comenzó bastantes años antes. Tenemos que situarnos en 1985, con el desarrollo del “Proyecto 132”. Este proyecto tenía como objetivo reemplazar a “un grande”, el Countach. Sus líneas de diseño salieron de las manos de Marcello Gandini; y fue revisado por el centro de diseño de Chrysler, que en el aquel momento era el accionista mayoritario de la marca. El desarrollo dinámico contó con el trabajo del campeón de rally Sandro Munari.

El Diablo destacó desde el primer día por su velocidad (325 km/h de máxima), no en vano fue el coche de producción más rápido del mundo en su lanzamiento. La motorización llevaba la clásica configuración de 12 cilindros en posición longitudinal trasera.

Con un motor de 5,7 litros, cuatro árboles de levas en cabeza y cuatro válvulas por cilindro. Estaba equipado con una inyección electrónica multipunto y era capaz de desarrollar 485 CV y 580 Nm de par. Hasta 1993 únicamente estuvo disponible con tracción en las ruedas traseras y eso sí, sin ayudas electrónicas; ni tan siquiera la dirección asistida.

En el interior se observa el lujo de su época, con interior de cuero, aire acondicionado, elevalunas eléctricos y asientos ajustables eléctricamente.

En 1993, Lamborghini lanzó el Diablo VT, equipado con tracción a las cuatro ruedas. Que también aportó una serie de mejoras mecánicas y cambios estilísticos; que pronto se adoptarían también en la versión de tracción a las dos ruedas.

La serie especial SE30 también llegó en el ‘93. Fue presentada para conmemorar los 30 años del nacimiento de la compañía, con un aumento de potencia a 523 CV. El Diablo SV debutó en el Salón del Automóvil de Ginebra en 1995. Estuvo disponible sólo en versión de dos ruedas motrices, con una potencia máxima de 510 CV, y con un alerón trasero ajustable.

En diciembre del mismo año, el Diablo VT Roadster salió al mercado. Fue el primer Lamborghini de 12 cilindros con techo abierto y producido en serie; y sólo ofertado con la transmisión de tracción total.

En 1999, tras la compra de Lamborghini por el Grupo Audi, se presentó el “restyling” del Diablo SV diseñado por Luc Donckerwolke. Siguió el lanzamiento de las versiones VT y VT Roadster. Desde el punto de vista mecánico, en estas versiones el motor rendía 529 CV y entregaba 605 Nm de par. Incorporaba el sistema de elevación variable de las válvulas y, por primera vez en un Lamborghini, los frenos incluían el ABS.

El Diablo fue el coche más producido de Lamborghini hasta la fecha, con 2903 unidades en total. Y estuvo disponible hasta 2001, cuando fue sucedido por el Murciélago.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: