50 años de dos emblemas de Peugeot: 504 Coupé y Cabrio

En 2019 se cumplen 50 años de la presentación de dos de los modelos clásicos de Peugeot más elegantes, los 504 Coupé y el 504 Cabrio. Presentados en el Salón de Ginebra de 1969, el diseño exterior era obra de Pininfarina y el desarrollo técnico se realizó en la planta Sochaux. El frontal o el remate de la parte trasera eran los elementos que más les diferenciaban del Peugeot 504 Berlina.

Entre 1969 y 1974, equipó una gama de motores con una cilindrada de 1.8 l y 2 l, con potencias de 90 CV y 104 CV respectivamente. La mayor revolución llegó en 1974, con la llegada del primer motor V6 en la historia de Peugeot. Una mecánica de 136 CV y 2.7 litros. A esta motorización se le incorporó posteriormente inyección electrónica alcanzando los 144 CV. El 2.7 l tenía una arquitectura en la que la V formada por los cilindros formaba un ángulo de 90º para reducir la altura del motor.

Con el paso de los años, en el apartado estético los faros delanteros cambiaron de diseño y de tamaño. En el interior, el cuadro de instrumentos modernizó su aspecto e incorporó un cuentarrevoluciones. Además se mejoraron las tapicerías y los acabados.

El Peugeot 504 Coupé también tuvo versiones en la competición, se impuso en el Rally Safari en 1981 y en el Rally Bandama, en 1976 y 1978.

Sus 15 años de carrera comercial, entre 1969 a 1983, y sus 30.000 unidades vendidas no reflejan un gran impacto en el mercado en aquel momento. Pero en la actualidad son clásicos cotizados y la propia Peugeot ha homenajeado este modelo, con un prototipo eléctrico, el e-Legend Concept. Quizás el elemento más destacable en este sentido, es que muchos modelos de la gama actual de Peugeot tienen su origen en los faros traseros triples que adornaban la zaga de la primera generación del Peugeot 504 Coupé entre 1969 y 1974

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: