50 años del Maserati Indy

El 1 de julio de 1969 abandonaba la planta de producción de la marca del Tridente en Módena, la primera unidad de un coupé muy característico, el Maserati Indy. Fue entregado a un empresario suizo y su color exterior era “Oro metallizzato” con interiores en piel marrón.

El Maserati Indy había sido presentado en el año 1968 en el Salón de Turín, en ese año Maserati había producido 700 vehículos, su mejor año en producción desde su fundación; en 1968 Maserati producía los modelos Ghibli, México, Mistral, Quattroporte y Sebring.

Con el Indy, Maserati quiso dar respuesta a las demandas de sus clientes, quienes reclamaban un vehículo cómodo, habitable y con carácter deportivo. Con estas premisas tomaba forma el proyecto AM116 (Alfieri Maserati 116). El diseño se confió a Carrozzeria Vignale con el objetivo de desarrollar un cupé de cuatro plazas que ofreciera confort, altas prestaciones y un diseño innovador. El resultado final llevó al nacimiento del Indy, bautizado así para recordar las victorias del Maserati 8CTF en las 500 Millas de Indianápolis en los años 1939 y 1940.

El nuevo Indy se caracterizaba por sus grandes superficies acristaladas y una cuidada aerodinámica. Los detalles de carácter deportivo quedaban patentes en su diseño, con unos característicos faros escamoteables y una caída final del diseño en la parte trasera aerodinámica.

Durante el primer periodo de producción, el motor era un ocho cilindros en V de 4136 cm³ de 88mm de cilindro por 85mm de carrera, cuatro carburadores Weber 42 DCNF y un sólo encendido de transistorizado con batería y distribuidor. De serie el cambio era manual de cinco velocidades, estando disponible un cambio automático de forma opcional. La potencia era de 260 CV y la velocidad máxima alcanzaba los 250 Km/h.

Hacia 1970 el Indy se ofrecía también con un motor de ocho cilindros en V de 4719 cm³, dotado de un nuevo sistema de encendido electrónico realizado por Bosch. La potencia máxima alcanzaba los 290 CV y la velocidad máxima era de 280 km/h. A partir del año 1971, a las anteriores motorizaciones se añadía ahora el motor de 4930 cm³ con una potencia de 300 CV y desde el 1973 permaneció como el único propulsor disponible.

El Maserati Indy disponía de un equipamiento de serie centrado en el lujo y la deportividad; así incluía asientos de piel, antirrobo automático, volante regulable, luneta térmica, ventanillas con regulación eléctrica y oscurecidas, asientos delanteros reclinables y con reposacabezas y faros de yodo. En los opcionales ofrecía el citado cambio automático, la dirección asistida y la autoradio. A partir del 1973 se añade el aire acondicionado de serie. En total , entre 1969 y 1975, 1.102 fueron los Indy fabricados en la planta de Módena.

Entre sus afamados clientes se encontraban, Abdorreza Pahlavi, hermano del Sha de Persia, quien en 1974 pidió un Indy con diversos opcionales entre los que destaca el techo practicable. El vehículo se preparó siguiendo los requisitos del cliente y fue entregado en la Sede de Maserati en Módena en febrero del 1975. Este vehículo todavía existe en la actualidad formando parte de una colección privada.

Características técnicas del Maserati Indy:
Periodo de producción: 1969 – 1975
Chasis: semiportante con chasis auxiliar delantero
Motor: ocho cilindros en V de 90°
Cilindrada: de 4136 cm³ a 4930 cm³
Potencia: de 260 CV a 300 CV
Cambio: Mecánico de cinco velocidades; bajo pedido automático Borg Warner de tres relaciones
Sistema de frenado: discos autoventilados con servofreno
Peso: de 1500 kg a 1650 kg
Velocidad máxima: de 250 km/h a 280 km/h

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: