60 aniversario del Skoda Felicia descapotable

Este 2019 el Skoda Felicia descapotable cumple su 60 aniversario, un ligero vehículo con 2+2 plazas que fue presentado en la Feria de Primavera de Leipzig el 1 de marzo de 1959.

El Felicia descapotable se expuso junto a otro vehículo muy característico de Skoda, el Octavia. Días después fue mostrado en el Salón de Ginebra y el 4 de abril, tres ejemplares se mostraron en el Coliseum de Nueva York.

El antecesor del Felicia fue el Skoda 450, que también se lanzó como descapotable en 1957. La designación del modelo derivaba del número de cilindros y la potencia del motor: el Skoda 450 tenía cuatro cilindros de 50cv. La mayoría de las 1.010 unidades que se habían construido antes del cambio de modelo de 1959 tuvieron como destinos principales Gran Bretaña y Estados Unidos.

El Felicia se produjo en la fábrica de Kvasiny y presentó una serie de importantes innovaciones técnicas. En lugar del resorte plano montado transversalmente que utilizaban los 450, el eje delantero utilizaba resortes helicoidales. Gracias a los grandes bloques de caucho, se transmitían menos vibraciones a través del chasis del tubo central a la carrocería completamente metálica. De serie incluía un techo plegable y opcionalmente un techo de fibra de vidrio de 27 kilogramos.

La versión básica del Felicia pesaba 930 kilogramos y tenía una carga útil de 300 kilogramos. Por lo tanto, el 2+2 plazas podía transportar a cuatro personas y hasta 320 litros de equipaje en su maletero. Con una distancia entre ejes de 2.390 milímetros, la carrocería alcanzaba 4.065 milímetros de longitud. Bajo el capó se encontraba un motor de gasolina de cuatro cilindros en línea con control de válvula OHV y una cilindrada de 1.089 c.c., que alcanzaba su potencia máxima de 50cv a 5.500 revoluciones. El par máximo de 74,5 Nm que estaba disponible a 3.500 rpm. La velocidad máxima era de 130 km/h y el consumo medio era de 9 litros cada 100 km.

En el primer año de producción, 1959, se exportaron casi el 70% de las 3.251 unidades fabricadas. En marzo de 1961, Skoda volvió a presentar una versión revisada del Felicia en Ginebra. Además de una parrilla del radiador más distintiva, los faros traseros en forma de gota eran más llamativos. En el interior los asientos delanteros eran abatibles, el salpicadero estaba hecho en plástico reforzado con fibra de vidrio Polytex con un revestimiento de cuero artificial negro. En el techo rígido de fibra de vidrio se añadieron ventanas laterales que podían abrirse. La palanca de cambios pasó de la columna de dirección al túnel central. Con la gasolina de 70 octanos la entrega de potencia del motor aumentó en 2cv.

Al año siguiente, en 1962, apareció una versión más potente llamada Felicia Super, con un motor de cuatro cilindros de 1.221 c.c. y dos carburadores fabricados por la marca checoslovaca Jikov. Esta motorización rendía 55cv a 5.100 rpm y 82 Nm de par a 3.000 rpm. La versión Super pesaba diez kilos más que el modelo básico, alcanzaba una velocidad máxima de 135 km/h.

En 1964 finalizó su producción, un total de 14.863 vehículos salieron de las cadenas de producción.

60 aniversario del Skoda Felicia descapotable
5 (100%) 2 votes

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: