60 años del lanzamiento del Bentley S2 Continental Flying Spur

En 1959 Bentley lanzó el S2 Continental Flying Spur, un elegante modelo con un motor V8 fabricado en aluminio; el motor de la Serie L tenía una cilindrada de 6.2 litros que rendía unos 200 cv. Esta motorización sustituyó al seis cilindros que usaba su antecesor, el S1, que databa de 1920. La potencia del motor era administrada por una caja de cambios automática de 4 velocidades. En prestaciones lograba acelerar de 0-100 km/h en 13 segundos y su velocidad máxima era de 170 km/h.

El S2 Continental Flying Spur no solo es relevante por equipar un motor avanzado para su época, sino porque también incluía detalles de lujo y exclusividad que ahora nos pueden parecer normales, pero hace 60 años no lo eran; así equipaba de serie dirección asistida, aire acondicionado, elevalunas eléctricos con accionamiento a presión o luneta térmica en la parte trasera. Pero quizás esto parezca poco, otro detalle que lo hace exclusivo es que se trataba de un vehículo fabricado a mano por los artesanos de H.J. Mulliner.

En total, entre 1959 y 1962 se fabricaron a mano más de 1.900 unidades de este modelo, del cual Bentley decidió recuperar su espíritu en 2005 con el lanzamiento del Continental Flying Spur.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: