Así es el funcionamiento del sistema híbrido del Honda CR-V

El nuevo CR-V estará disponible con la tecnología de propulsión híbrida. El sistema Honda Hybrid Performance cuenta con la tecnología Intelligent Multi-Mode Drive (i-MMD) que consta de dos motores eléctricos (generador e impulsor), un motor de gasolina de ciclo Atkinson y una transmisión directa.

El CR-V Hybrid está equipado con un motor de gasolina i-VTEC de 2 litros, un motor eléctrico y una batería de iones de litio. La potencia máxima es de 184 CV con un par de 315 Nm.

En lugar de utilizar una transmisión convencional, una única relación de engranaje fijo crea una conexión directa entre los componentes móviles, Honda pretende una transferencia del par más suave.

La tecnología i-MMD cambia de forma automática entre tres modos de propulsión siendo estos:

EV Drive: obtiene energía de la batería de iones de litio para alimentar el motor de propulsión eléctrica y proporcionar transmisión a las ruedas (con el motor de gasolina detenido)
Hybrid Drive: el motor de gasolina actúa como fuente de energía de un segundo motor/generador proporcionando la transmisión a las ruedas a través del motor eléctrico, que a su vez recibe asistencia eléctrica de la batería
Engine Drive: un mecanismo de bloqueo del embrague genera una conexión en la que el motor de combustión proporciona la transmisión directamente a las ruedas

En la mayoría de situaciones de conducción en entornos urbanos, el CR-V Hybrid cambiará automáticamente entre el modo Hybrid Drive y el modo EV Drive. En el modo de propulsión híbrida, la energía sobrante del motor de combustión se puede emplear también para recargar la batería a través del generador. El modo Engine Drive es la configuración más eficiente para la conducción a altas velocidades en vías rápidas.

A una velocidad de crucero moderada, el CR-V Hybrid normalmente funcionará con propulsión eléctrica (EV Drive) más de la mitad del tiempo, mientras que a velocidades más altas el automóvil trabajará en este mismo modo durante aproximadamente una tercera parte del tiempo. El software de control del sistema i-MMD decidirá en todo momento cuándo cambiar entre los modos para maximizar la eficiencia en función de la situación y del entorno, sin la intervención del conductor.

El nuevo Honda CR-V Hybrid cuenta con una pantalla de interfaz de información para el conductor (Driver Information Interface, DII) en el interior que informa sobre el estado actual de la propulsión y permite al conductor saber cómo se combinan las fuentes de energía que se emplean para propulsar el vehículo. En la pantalla también se muestra la carga de la batería de iones de litio, un gráfico del flujo actual de potencia y el estado de recarga del sistema.

El inicio de producción del CR-V Hybrid está previsto para el mes de octubre de 2018 y su comercialización dará comienzo durante el primer trimestre de 2019.

Así es el funcionamiento del sistema híbrido del Honda CR-V
Valora este artículo

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: