Así es el VW T-Cross

La familia T de Volkswagen crece, y lo hace presentado el modelo más compacto, el T-Cross. El nuevo Suv urbanita de Volkswagen es 12 cm más corto que el T-Roc y centra su lanzamiento en una imagen desenfadada y colorida.

El diseño presenta un frontal caracterizado por los faros antiniebla enmarcados y la luz diurna integrada en el conjunto, los faros LED son de serie en el acabado Sport y opcionales en el resto de la gama. En la vista lateral destacan las opciones en llantas de aleación,se ofrecen de 16, 17 y 18 pulgadas; de serie equipa llantas de 16 pulgadas de acero en el acabado más básico. Otro elemento destacado de diseño lo encontramos en la parte trasera, donde resaltan las luces LED y la banda reflectante enmarcada en negro.

El T-Cross mide 4,11 metros de longitud, 54 milímetros más que el Polo. Donde se nota más la diferencia con el Polo es en la altura, el T-Cross mide 1.558 milímetros por los 1.446 milímetros del Polo.

Se trata de un vehículo urbano y práctico por eso la banqueta de asientos traseros se puede desplazar 14cm. En función de la configuración de los asientos, el maletero puede disponer de entre 385 y 455 litros.

El interior del T-Cross se encuentra presidido por los detalles de color y las pantallas digitales. De serie se ofrece una pantalla táctil de 8 pulgadas para controlar las funciones básicas y en el acabado Sport, incluye Digital Cockpit.

Inicialmente habrá tres motorizaciones, dos gasolinas y una diésel. El 1.0 Tsi se ofrece con potencias de 95cv y 115cv, la versión de menor potencia marca en 0-100 km/h 11,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 180 km/h; la versión más potente alcanza los 100 km/h en 9,9 segundos y tiene una velocidad máxima de 193 km/h. En diésel se oferta el conocido 1.6 TDI con 95cv. Con la transmisión manual, tarda 12,0 segundos en alcanzar los 100 km/h y alcanza una velocidad máxima de 181km/h. Todos los motores cumplen con la norma de emisiones Euro 6d-TEMP y disponen de un sistema automático de parada y arranque, y de recuperación de la energía de frenado. Más adelante se ofrecerá el 1.5 Tsi y probablemente la versión a gas.

En cuanto a sistemas de ayuda a la conducción, de serie ofrece, el sistema de vigilancia Front Assist, junto con el sistema de detección de peatones y la función de frenada de emergencia en ciudad, el sistema de aviso de cambio de carril Lane Assist, el asistente de arranque en pendiente y el sistema de detección de fatiga. Otras características opcionales incluyen el control de crucero adaptativo ACC que se equipa de serie a partir de Advance y el sistema de aparcamiento asistido.

Finalmente pasamos a los acabados del modelo, comenzado por el más básico, el Edition, que incluye ordenador de a bordo, Radio Composition Media con una pantalla a color de 8 pulgadas, asiento trasero variable, asiento del conductor de altura regulable, elevalunas eléctrico delantero y trasero, detector de fatiga, luces traseras LED, faros antiniebla con luz de giro, limitador de velocidad, volante multifuncional de plástico y Front Assist.

El siguiente acabado, Advance, incluye volante multifunción de cuero, ayuda de aparcamiento en la parte delantera y trasera, un asiento del acompañante con altura regulable y respaldo abatible, un cajón debajo del asiento del acompañante y llantas de aleación de 16 pulgadas. La oferta se completa con climatización automática Climatronic y una superficie de carga variable en el maletero.

La tercera línea de equipamiento, Sport, incorpora faros delanteros de LED, asientos deportivos, iluminación ambiental, paquete luz y visibilidad, selección del perfil de conducción, retrovisores exteriores ajustables y abatibles eléctricamente, asistente de marcha atrás “Rear View”, Digital Cockpit y llantas de aleación de 17 pulgadas. El acabado Sport puede ampliarse con los paquetes R exterior e interior.
La producción del modelo, que ya ha comenzado, se realiza para todo el mundo en Landaben, más adelante se comunicarán precios y fechas de lanzamiento en cada mercado.

Así es el VW T-Cross
Valora este artículo

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: