Así se ha desarrollado el Volkswagen I.D. R Pikes Peak (+video)

Las pruebas de desarrollo se focalizaron en encontrar el compromiso entre las prestaciones y el peso. La regla de oro era: cuanta más potencia, más pesan las baterías requeridas. Sin embargo, cada gramo es peso no deseado en un ascenso a una montaña. En Pikes Peak, los coches deben superar una diferencia de altitud de más de 1.400 metros desde la salida a 2.862 hasta la línea de meta a 4.302 metros sobre el nivel del mar.

Los ingenieros de Volkswagen Motorsport decidieron que la estrategia del I.D. R Pikes Peak tenía que ser lo más ligero posible, pero manteniendo un alto nivel de rendimiento. Las posibilidades para los ingenieros eran muy grandes debido a la libertad, virtualmente ilimitada, en la clase “Unlimited”.

“La simulación jugó un papel principal a la hora de lograr el bajo peso del coche”, revela Willy Rampf, asesor técnico del proyecto con una gran experiencia en Fórmula 1. Por ejemplo, los ordenadores se usaron para diseñar partes del chasis de modo que pudieran soportar la carga prevista sin ningún problema, y sin parecer demasiado grandes o pesadas. Sin embargo, el equipo de desarrollo prescindió casi por completo de los materiales habituales pero caros usados en el motor de competición de élite, como el titanio. “El chasis, las suspensiones de las ruedas y la estructura de seguridad del I.D. R Pikes Peak están hechas de acero y aluminio casi en su totalidad”, afirma François-Xavier Demaison, director técnico de Volkswagen Motorsport.

El I.D. R Pikes Peak genera una potencia máxima de 680 CV y tiene un peso con piloto incluido de algo menos de 1.100 kilos.

El chasis y los componentes aerodinámicos del I.D. R Pikes Peak están hechos de un compuesto de fibra de carbono y Kevlar. La cabina del piloto es una estructura monocasco, también está hecha de fibra de carbono ultraligera. El socio tecnológico OMP hizo el mono de carreras resistente al fuego para el piloto Dumas, así como el acolchado del asiento y el arnés de seis puntos, de un material particularmente ligero. Incluso los logos de los patrocinadores están impresos en el mono para evitar el peso de los parches convencionales.

Sin embargo, los perfeccionistas del peso ligero de Volkswagen Motorsport tuvieron que ceder en un aspecto: la normativa de Pikes Peak International Hill Climb estipula que cada piloto debe lucir un gran emblema del evento, de unos 40 cm² de tamaño, en su mono de carreras.

Así se ha desarrollado el Volkswagen I.D. R Pikes Peak (+video)
Valora este artículo

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: