BMW M5 Competition, más potencia

BMW presenta su nuevo sedán de alto rendimiento, el BMW M5 Competition. La nueva versión trae un aumento de potencia de 25 CV respecto a la versión estándar del BMW M5  y ha sido optimizado para generar una respuesta más directa y el chasis ha sido también retocado basándose en la experiencia en la competición del fabricante alemán.

El propulsor elegido para esta versión más radical es el V8 de 4,4 litros M TwinPower Turbo que produce una potencia máxima de 625 CV a 6.000 rpm. El par máximo es de 750 Nm y se puede disfrutar en un rango de revoluciones amplio, de 1.800 a 5.800 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,3 segundos y de 0 a 200 km/h en 10,8 segundos, tres décimas más rápido que en la versión estándar del nuevo M5.

La especificación estándar para el nuevo BMW M5 Competition incluye un sistema de escape M Sport específico para este modelo con embellecedores del tubo de escape en cromo negro. Esta versión del escape de doble tubo controlado por válvulas genera una sonoridad diferente. Además ha sido añadido un filtro de partículas para reducir las emisiones.

La transmisión elegida para este modelo es la M Steptronic de ocho velocidades. Tiene tres modos diferentes, que se activan desde el interruptor Drivelogic en el selector de marchas, uno tipo eficiente, otro deportivo y el último denominado ultra dinámico.

El sistema de tracción total M xDrive también está presente como en la versión convencional. La interacción entre los sistemas M xDrive y el Diferencial M Activo, canalizan la  potencia del motor a las ruedas para evitar las pérdidas. El modo de tracción trasera (2WD) permite “jugar” con este deportivo.

En esta versión se ha rebajado la altura del vehículo en siete milímetros, el chasis ha sido ajustado específicamente junto con la suspensión de las ruedas, muelles y amortiguadores. El aumento de las caídas de las ruedas del eje delantero pretende mejorar la capacidad del vehículo de absorber fuerzas laterales en curvas rápidas. Acoplar los extremos de los brazos de la suspensión con rótulas, en lugar de silentblocks de goma, es una solución para que el  eje trasero sea más preciso.

En el eje delantero, el nuevo BMW M5 Competition dispone de un soporte de la barra estabilizadora de nuevo diseño. Con los amortiguadores en los ejes delantero y trasero un diez por ciento más rígidos que en la versión estándar del nuevo BMW M5, se genera una conducción más firme. Además, unos amortiguadores auxiliares son más cortos, reduciendo la fluctuación de las cargas sobre las ruedas, como también lo hace el ajuste único del amortiguador hidráulico.

En el equipamiento de serie se incluye unas llantas exclusivas de aleación ligera M con diseño de radios en Y en acabado bicolor de 20 pulgadas, en medidas 275/35 R20 en el eje delantero y 285/35 R20 en el trasero.

Esta versión presenta el acabado Shadow Line de alto brillo de BMW Individual que se complementa con la malla decorativa de las branquias BMW M en los paneles laterales delanteros, el embellecedor del parachoques trasero y las cubiertas de los espejos retrovisores exteriores. Otra característica especial son las manillas de puertas, que están pintadas en el color de la carrocería. El alerón trasero y la insignia de la tapa del maletero “M5”, a la que se añade el anagrama “Competition”, también vienen en negro brillante.

En el interior encontramos los cinturones de seguridad negros con las líneas de colores típicas de BMW M, además de alfombrillas con la trama específica del modelo o el identificador gráfico “M Competition”.

Principales características del nuevo M5 Competition:

BMW M5 Competition, más potencia
5 (100%) 1 vote

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: