Clásicos de Mercedes-Benz: 125 años de Motorsport

Hace 125 años que Mercedes-Benz empezó a competir y a hacer historia con sus récords en diferentes competiciones.

Aunque los récords de velocidad son importantes, desde Mercedes-Benz también les gusta competir por otro tipo de victorias, ya que no únicamente la velocidad está ligada a la deportividad, también entra la técnica en juego.

Estos son algunos de los vehículos que ganaron diferentes premios y récords por parte de la marca alemana.

Blitzen Benz: récord de 200km/h por primera vez. El coche entregaba 200cv gracias a un inmenso motor de 21.5 litros con únicamente 4 cilindros. La barrera de esta velocidad se pasó por primera vez en 1909, hace 110 años. Este coche también se llevó a América, donde fue el vehículo de tierra más rápido también, ya que incluso superaba en velocidad a muchos aviones de esa época.

Récord de Silver Arrows: En el top tres estaba el W125 con su motor de 12 cilindros, que estaba conducido por Rudolf Caracciola, quien el 28 de enero de 1938 consiguió el récord absoluto de la mayor velocidad en carreteras públicas, a 432,7 km/h. Récord, que por cierto, ha seguido siendo suyo durante 80 años.

Récord gigante: El T80 de Mercedes-Benz contaba con 3 ejes y estaba equipado con un motor de aviación, aunque nunca fue utilizado. En 2018 se mostró de nuevo completamente con el motor DB603 totalmente reconstruido para la ocasión.

Ganador por sorpresa: Para usarse únicamente en una competición, el Grand Prix de Trípoli en 1939 en Libia, Mercedes-Benz desarrolló el coche de carreras con un motor de 1.5 litros, el W165 en solo ocho meses. Por supuesto que ganaron.

Compañeros de récord: En 1962, por ejemplo, el ciclista José Meiffret fue la primera persona en alcanzar 200km/h en una bicicleta con la ayuda del Mercedes-Benz 300 SL (alas de gaviota) W 198, media década después de conseguir llegar a 200 kilómetros por hora en un vehículo.

Récords experimentales: Hablamos del Mercedes-Benz C111 en 1970. Unidades tanto con motores diésel y gasolina, que ganaron muchos récords en el circuito de Nardò en Italia.

Atleta de larga distancia: El Mercedes-Benz 190 E 2.3-16 (W201) celebró varios récords en 1983 en Nardò también. Recorrió más de 25.000 kilómetros, 25.000 millas y 50.000 kilómetros (eran las categorías).

Solar: En 1985, trabajadores de Mercedes-Benz condujeron el Mercedes Alpha Real que era un coche alimentado por energía solar y ganaron el primer “Tour de Sol” en Suiza, un rally para coches eléctricos solares.

Prueba de resistencia: Tres Mercedes-Benz E 320 CDI (w 211) rompieron varios récords de resistencia de hasta 100.000 millas en Laredo, Texas, en 2005.

En la última década Mercedes-Benz creó dos prototipos curiosos y que macaron sendos hitos importantes y que seguro, pasado los años, tendrán su importancia en la historia del fabricante alemán.

Atleta eléctrico: En 2013, el Mercedes-Benz SLS AMG eléctrico completó el circuito de Nürburgring en un tiempo de 7:56:234 minutos. Fue el primer coche eléctrico de producción que completó el circuito en menos de 8 minutos.

Volando alto: En 2015, Mercedes-Benz venció en el Pikes Peak Hill Climb (USA). No utilizaron ningún coche de carreras, esta vez utilizaron un C300d 4MATIC (W 205). Terminaron la ruta de montaña de 19.99 kilómetros enfrentándose a una diferencia de altitud de 1400 metros en solo 11:37 minutos, un nuevo récord para coches diésel.

Nacho Salvador

Estudiante de ingeniería informática y amante de los coches. Escritor, programador y músico en mis ratos libres.

A %d blogueros les gusta esto: