Dos iconos de Fiat expuestos en Milán

Se inaugura la decimotercera edición del Triennale Design Museum de Milán con el titulo de Storie, que estará abierta a los visitantes hasta el 20 de enero de 2019. Dos iconos de Fiat, el 500 N de 1958 y el Panda 30 de 1980, serán expuestos. Ambos vehículos pertenecen a la colección de FCA Heritage, encargada de proteger y promover el patrimonio histórico de las marcas italianas del grupo FCA.

Fiat 500 N (1958)

Producido en agosto de 1958 y caracterizado por su color de carrocería azul claro, el Fiat 500 N expuesto en Milán pertenece a la primera serie del modelo e incluye las mejoras presentadas por Fiat en el Salón del Automóvil de Turín en noviembre de 1957, que mejoraron el nivel de acabado del vehículo: faros con marcos de aluminio, viseras parasol, perfiles de aluminio en el capó y molduras en los laterales, tapacubos de aluminio pulido, ventanillas delanteras descendentes, deflectores con gancho para mantenerlos abiertos, asiento trasero único acolchado, palanca de los intermitentes y de las luces en la columna de dirección, y revestimiento de goma para los pedales del freno y del embrague. El vehículo presentado en el evento se equipa con un motor de dos cilindros de 479 cm3 y 15 CV que permite alcanzar una velocidad máxima de 90 km/h.

El 500 fue diseñado por Dante Giacosa y se presentó en verano de 1957 con la esperanza de replicar el éxito del “Topolino”. Con carrocería autoportante, motor trasero y cuatro ruedas independientes; el motor era un dos cilindros refrigerado por aire, el primero de este tipo fabricado por Fiat. El precio de lanzamiento fue de 490.000 liras y se fabricaron ininterrumpidamente más de cuatro millones de unidades del vehículo, en cinco series hasta 1975.

Panda 30 (1980)

La unidad expuesta tiene la carrocería en color rojo, pertenece a la primera serie de este modelo, de la que se han fabricado un total de más de 7,5 millones de vehículos hasta la fecha.

A mediados de la década de los 70 surgió la necesidad de diseñar un nuevo vehículo de tracción delantera para acompañar al Fiat 126 y al Fiat 127. Inicialmente conocido como “Cero”, el diseño tomó el nombre de “Diseño 141” y en 1978 se prepararon los primeros prototipos. El nombre elegido fue “Panda”, siguiendo las mismas líneas inauguradas con el Ritmo que, a diferencia del procedimiento estándar adoptado en décadas anteriores, había abandonado el uso del nombre técnico del proyecto, optando por uno nuevo más imaginativo. En marzo de 1980, después de su preestreno en el Palacio del Quirinal, el nuevo Fiat utilitario debutó en el Salón del Automóvil de Ginebra.

Diseñado por Giorgetto Giugiaro con el objetivo de ofrecer funcionalidad y explotar el espacio interior del vehículo, la primera serie del Fiat Panda medía 3,38 metros de largo, tenía una carrocería de 3 puertas con un asiento trasero abatible y plegable, y podía transportar 5 pasajeros. El diseño presentaba una tracción y un motor delanteros, la suspensión era independiente en las ruedas delanteras y de eje rígido en las ruedas traseras. Dependiendo de los mercados, se podía elegir entre un motor de dos cilindros refrigerado por aire de 650 cm3 y 30 CV o un motor de cuatro cilindros refrigerado por agua de 903 cm3 y 45 CV. 

Desde 1980 hasta ahora, se han sucedido cuatro generaciones de este pequeño automóvil de Fiat. En su haber constan varios hitos como ser el primer coche urbano con tracción total (1984).

Triennale Design Museum, Stories.

El Triennale Design Museum, es el primer museo de diseño italiano, se inauguró en el Trienal en diciembre de 2007. Un museo que cada año durante 10 años, ha cambiado su orden y diseño, buscando resolver una pregunta, ¿qué es el diseño italiano?

El Museo exhibe una selección de 180 obras, la mayoría de la Colección Permanente del Triennale Design Museum, realizadas entre 1902 y 1998, identificadas como los ejemplos más representativos del diseño italiano.

Valora este artículo

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: