El Seat 124 cumple 50 años

Hace 50 años que SEAT lanzó uno de los modelos más importantes para la marca y para la sociedad española: el SEAT 124. Presentado en el Salón del Automóvil de Barcelona de 1968 y lanzado al mercado durante el mes de mayo de ese año; fue un automóvil con el que muchos españoles comenzaron a tener consciencia de formar parte de una incipiente clase media como ocurría ya en gran parte de Europa.

Génesis del SEAT 124

SEAT quería entrar en el segmento de turismos de nivel medio que ya se estaba asentando entre los países europeos, pero se encontró con un dilema, o lanzaba el 124 italiano, presentado en su país dos años antes, de configuración tradicional, propulsión trasera y motor delantero longitudinal; o se decidía por esperar por lo menos un par de años más hasta que se presentara en el Salón de Ginebra de 1969 el Fiat 128; algo más pequeño y de tracción delantera, configuración por la que la competencia apostaba en aquel momento.

1968: nace el SEAT 124

SEAT durante la década de los sesenta siguió produciendo y vendiendo el 600 con gran éxito, pero además lanza el nuevo 1400, seguido del 1500, el 850 y el 850 Coupé hasta que en 1968 aparece el SEAT 124.

La industria automovilística europea comenzó a gestar el asentamiento de los turismos de nivel bajo, o medio/bajo, un segmento en el que SEAT no podía quedarse fuera y para el cual todos sus rivales ya estaban preparando modelos específicos. SEAT decidió apostar por el 124, en España su estreno tiene lugar durante el Salón del Automóvil de Barcelona en mayo de 1968.

El 124 rivalizaba prácticamente con su hermano mayor, el 1500, por ofrecer precisamente una amplitud muy similar y un maletero realmente importante, con 385 litros de capacidad y formas muy regulares. Con algo más de 4 metros de longitud, esta berlina con capacidad para cinco pasajeros tenía un diseño mucho más moderno y juvenil, con la palanca de cambios ubicada en el piso y no bajo el volante.

Sus prestaciones y comportamiento eran destacables para la época gracias a su reducido peso de 855 kg, un motor de baja cilindrada, 1.197 cm3, que ofrecía 60 CV de potencia, con cinco apoyos de bancada (en lugar de los habituales tres apoyos del cigüeñal) y, como gran novedad la inclusión de cuatro discos de freno. Seguía manteniendo la estructura del 1500, con un eje rígido propulsor trasero y una dirección de tornillo y rodillo.

El SEAT 124 estaba disponible desde 144.432 pesetas (con impuestos), mientras que el mítico 600 costaba 74.592 pesetas (con impuestos). Teniendo en cuenta que, según la prensa de la época, el salario medio en España durante el año 1968 era de 70.709,83 pesetas, el SEAT 124 se convirtió en la cómoda y moderna berlina familiar de producción nacional.

Viajar en familia en un 124

La aparición del 124 puso fin al desafío que suponía viajar con la familia y su equipaje por las carreteras de la época, donde el paso del SEAT 600 al 124 no tuvo parangón. El SEAT 124 llega en 1968 para cubrir las necesidades de viajar con mayor comodidad y confort que en el 600, y a su vez, ofrecía una mayor potencia y capacidad dinámica, para solventar sin complicaciones cualquier carretera.

Con un depósito de combustible de 39 litros, más tarde alcanzaría los 45 litros por la versión de carrocería familiar 5 puertas, ya no era imprescindible estudiar todos los trayectos incluyendo paradas para repostar, ni tampoco prever las paradas para ayudar a refrigerar el motor o los descansos necesarios en un 600 tras afrontar varios kilómetros sujetando su dura dirección. En este sentido, el 124 continúa montando una dirección de tornillo sinfín y rodillo, pero mucho más cómoda que la del SEAT 600.

Breve historia del SEAT 124

A lo largo de los 14 años durante los que se comercializó el SEAT 124 (entre 1968 y 1981), fueron muchos los modelos y versiones que surgieron. Además un año después de su nacimiento aparece el SEAT 1430, modelo de gran relación y dependencia con el 124, ya que compartían plataforma, carrocería y mecánica. Curiosamente, ambos vehículos fueron elegidos “Coche del Año” en España: en 1968 se le otorgó al 124, en 1969 al 1430 y, en 1970, también para la versión deportiva 124 Sport Coupé 1600.

La primera versión del 124 se haría famosa también el 15 de julio de 1969 por alcanzar la cifra 1 millón de vehículos SEAT producidos desde su nacimiento en 1950. El modelo fue denominado SEAT 124 “1 Millón” y la Colección de Coches Históricos de la marca lo guarda a buen recaudo entre el resto de modelos. El primer 124 incluiría también una versión de lujo, que se repetiría en prácticamente todos los sucesivos modelos del turismo de SEAT, al igual que sucede con las versiones familiares denominado 124 5 puertas.

En 1969 aparece el 1430 con un 20 % más de cilindrada que el 124. Este modelo tuvo una famosa versión para la agrupación de tráfico de la Guardia Civil. Tanto el 124 como el 1430, en sus versiones de carrocería familiar, también tuvieron versiones Ambulancia.

Al año siguiente, SEAT lanza el 124 Sport Coupé 1600, un coupé clásico con cuatro plazas y quinta marcha, por vez primera entre los coches nacionales. Más adelante, tuvo una versión 1800 de mayor cilindrada. Hasta 1971, fueron muchas las mejoras que recibieron el 124 y el 1430. A partir de ese año SEAT lanza el 124-D, un modelo mucho más refinado que incluía doble circuito de frenos y neumáticos radiales.

En 1973 aparece el 124-LS con 65 CV y un equipamiento y acabado similar al 1430. Por su parte, en ese mismo año el 1430 “potenciado” ofrece 75 CV y se lanza el 1430 Especial 1600, más conocido como FU 00, por las letras de identificación del chasis. Este modelo alcanza los 95 CV de potencia, con un comportamiento más deportivo consiguió ser homologado para rallyes, como Grupo 2 y Grupo 1.

En 1975 se lanza la nueva gama 124-D, más conocido como 124D Pamplona, por ser el primer vehículo de la marca en salir de la fábrica de Landaben, en Navarra, que SEAT compró tras cesar AUTHI la producción en esa fábrica, trasladando parte de su producción de la Zona Franca de Barcelona a la nueva factoría de Pamplona. A partir de ese momento, los denominados “FU” pasan ahora a ser conocidos por sus siglas de bastidor “FL”. Este nuevo modelo también tendría versión LS y Especial, que ya incluiría 5 relaciones de cambio.

El SEAT 124 en competición

SEAT anunció en 1971 la creación de una copa de promoción basada en monoplazas propulsados por la mecánica del 1430, la Fórmula Nacional, conocida posteriormente como Fórmula 1430. Los vehículos de competición disponían de un motor 1430 y la caja de cambios del SEAT 600. La primera carrera se disputó en el circuito del Jarama (Madrid) y fue un gran éxito, con 27 coches en la línea de salida. Asimismo hubo una posterior Fórmula SEAT 1800 a partir de 1974.

La aventura de los SEAT 124 en los rallyes empezó en 1971, cuando SEAT creó el departamento de Vehículos Especiales en su fábrica de Zona Franca (Barcelona) para participar oficialmente en competición en 1972. La primera victoria llegó en Octubre en el Rally RACE valedero para el Campeonato de Europa con Cañellas pilotando un 124-1600 TC. SEAT ganó el título de marcas entre 1973 y 1979. En este periodo SEAT participó en 104 rallyes, con un total de 39 victorias y 96 podios. Con el 124/1430 Zanini fue además subcampeón de Europa de rallyes en 1976.

Sin duda el SEAT 124 D Especial 1840 de Grupo 4 es el protagonista de la mayor gesta deportiva de la marca hasta el desembarco de SEAT en el Campeonato del Mundo de Marcas de 2 Litros, en 1996, con el Ibiza Kit Car. En la edición de 1977 del Rallye de Montecarlo, los 124-1840 de Antonio Zanini-Juan Petisco y Salvador Cañellas-Daniel Ferrater acabaron en la tercera y cuarta posiciones respectivamente.

El año pasado se celebró el 40 aniversario de la hazaña de SEAT Competición en el Montecarlo, y a tal fin SEAT Coches Históricos creó una réplica del SEAT 124-1840 de Grupo 4. El coche ha participado en las dos últimas ediciones del Rallye Montecarlo Histórico, 2017 y 2018, tripulado ni más ni menos que por Salvador Cañellas y Daniel Ferrater, una de las duplas protagonistas de la gesta de hace ya 41 años.

El Seat 124 cumple 50 años
Valora este artículo

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Un comentario sobre “El Seat 124 cumple 50 años

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: