La DGT quiere reducir la velocidad máxima en vías urbanas

La Dirección General de Tráfico (DGT) trabaja en un borrador de reforma del Reglamento General de Circulación por el cual se rebajarían las velocidades máximas en ciudad.

El objeto de esta medida es reducir el número de atropellos en vías urbanas y según su experiencia, no supondría un perjuicio en ralentizar el tráfico rodado en las ciudades. Con este proyecto la DGT quiere que los límites de velocidad pasen de uno, a tres diferentes en función del tipo vía.

La propuesta recoge que la velocidad en vías donde la calzada y acera forma un todo único la velocidad sea de 20 km/h, en las de un solo carril y acera de 30 km/h, mientras que en las de dos carriles o más en un mismo sentido con acera se mantengan en 50 km/h; quedarían eximidos de esta normativa los usuarios de carriles reservados, como autobuses o taxis.

De salir adelante esta propuesta, superar los 50 km/h en una vía urbana con un solo carril pasaría a ser una infracción grave o muy grave, que dependiendo de la velocidad sobrepasada, podría suponer una multa de entre 100 y 600 euros, como una importante retirada de puntos.

La DGT espera que este proyecto sea aprobado durante el primer semestre del año y se uniría a la reforma en la velocidad de las carreteras convencionales.

Fuente: La Información

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: