Laurin & Klement BSC: el primer deportivo de Skoda

El Laurin & Klement BSC celebra su 110 aniversario este año, y se incorporará a la exposición del Museo Skoda la única unidad que ha sobrevivido. Este vehículo ha sido completamente restaurado durante los últimos dos años, en los que un equipo de expertos ha reconstruido el modelo en base a dibujos originales y otras fuentes históricas. Todos los componentes mecánicos importantes son partes originales; el motor luce el número de serie original, 5635 , con el que el salió de la fábrica de Mladá Boleslav en 1908.

Esta rareza cambió de manos a menudo y experimentó varias modificaciones. Por ejemplo, el L&K BSC fue convertido en un coche de carreras para la película “Dědeček automobil” (El Abuelo Automóvil) de Alfréd Radok, que se estrenó en los cines checoslovacos el 27 de marzo de 1957. Más tarde, la forma del capó y el guardabarros del BSC, así como muchos otros detalles, fueron cambiados para aparecer en otras películas. Sin embargo, se han conservado todas las piezas mecánicas esenciales, y el vehículo, que siempre ha sido apto para la conducción.

En 2016, el único Laurin & Klement BSC entró en el inventario del Museo Skoda en Mladá Boleslav, donde los expertos analizaron primero la condición del vehículo al detalle para luego buscar su historial en los archivos. Más tarde, empezaron el proceso de restaurar el BSC del modo más cercano posible a su estado en 1908.

Tras lanzar la producción de bicicletas a finales de 1895, la compañía de Václav Laurin y Václav Klement amplió su gama en 1899 para incluir las motocicletas. Pocos años más tarde, a partir de principios de 1905, los dos emprendedores presentaron la versión de producción de su primer automóvil: el Laurin & Klement Voiturette A. Durante los dos años siguientes, siguieron desarrollando su gama de modelos e implementando una gran cantidad de cambios estructurales. El rápido incremento de la demanda de vehículos modernos de Mladá Boleslav supuso un rápido crecimiento de las cifras de producción: de unas pocas docenas de automóviles en 1906 hasta casi 500 unidades en 1908.

La familia de vehículos BS tenían un motor de dos cilindros con un cilindrada de 1.399 cc y 10 CV de potencia. La gama de modelos incluía seis distancias ejes distintas, entre 1.905 y 2.380 milímetros, y cinco anchos de vía, de 1.120 a 1.300 milímetros. Sobre estas bases, el fabricante ofrecía numerosos tipos de carrocería, que iban desde las “Personen-Voiturettes” (término francés para denominar a los coches pequeños) hasta taxis y vehículos comerciales ligeros. Entre 1908 y 1909, se fabricaron 66 vehículos L&K de la gama BS.

La versión más valiosas de esta familia fueron los 12 vehículos de la variante deportiva BSC, como el conservado. La potencia de sus motores se incrementó hasta los 12 CV. El primer BSC salió de las instalaciones de la fábrica Laurin & Klement el 10 de junio de 1908, mientras que el último lo hizo el 20 de octubre de 1908. El chasis, para el que los clientes podían encargar luego carrocerías personalizadas, costaba 5.000 coronas austrohúngaras. El vehículo completo de dos plazas con carrocería abierta de serie se podía adquirir en L&K por 5.500 coronas austrohúngaras.

Laurin & Klement BSC: el primer deportivo de Skoda
Valora este artículo

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: