Llega el Opel Insignia GSi

Opel lanza el Insignia más pasional, el GSi, buscando una versión deportiva sin perder su utilidad diaria, ofreciéndose en configuración berlina y familiar.
Para ello el nuevo Insignia GSi ha sufrido retoques en el chasis para permitir un comportamiento más dinámico, la carrocería ahora es 10mm más baja que en las versiones convencionales. El chasis electromecánico FlexRide adapta los amortiguadores y la dirección, la centralita también cambia la calibración del pedal del acelerador y los momentos de cambio de la caja automática de ocho velocidades, esta última se puede accionar mediante levas tras el volante.

El conductor puede elegir entre los modos “Standard”, “Tour” y “Sport”, así en función del modo elegido, la dirección y la respuesta del acelerador pueden ser más suaves o aún más directas. Exclusivo de la versión GSi es el modo “Competición”, que se activa a través del botón del ESP. Se ha incorporado al conjunto, frenos de la empresa Brembo de 4 pistones y de un diámetros de 345mm y un sistema de tracción total adaptiva con vectorización activa del par. Como colofón final se puede equipar con neumáticos de altas prestaciones Michelin Pilot Sport 4S.

En cuanto a motorizaciones se ofrece en versión gasolina o diésel, la primera con un motor 2.0 Turbo que rinde 260cv mientras que la versión diésel se trata de un 2.0 BiTurbo de 210cv.

En el exterior, esta variante destaca por elementos específicos de diseño cromados en la parte delantera, llantas de aleación de 20 pulgadas, un alerón trasero para aumentar la carga aerodinámica, confiriéndole en general una imagen más deportiva.

En el interior destacan los asientos deportivos tapizados en piel especialmente desarrollados para la versión GSi, el volante deportivo de cuero o los pedales de aluminio. Dentro de los opcionales más deportivos, destacan los Baquets certificados por AGR incorpora ventilación, calefacción, función de masaje y apoyos laterales regulables.

Al igual que el resto de versiones, el Insignia GSi Sports ofrece un maletero con volumen de carga de 560 a 1.665 litros y la opción de asientos traseros con respaldos plegables en secciones 40/20/40, que permiten una configuración más flexible de carga. El portón trasero está controlado por sensores se puede abrir y cerrar sin tocar el coche, mediante un pequeño movimiento con el pie bajo el parachoques trasero. Los conductores del Insignia GSi también se benefician de otras tecnologías como sistema de iluminación matricial “IntelliLux LED” o la Alerta de Colisión Frontal con Detección de Peatones y Frenada Automática de Emergencia.

Los precio de venta recomendados en España del Insignia GSi Grand Sport comienzan a partir de 45.500 € y los precios de la variante Sports Tourer a partir de 46.700 €.

El Insignia GSi continúa la larga tradición de coches deportivos Opel denominados GSi. Los primeros el Manta y el Kadett (1.8 litros y 115 CV) en 1984. Sólo cuatro años más tarde, el motor 2.0 litros DOHC (doble árbol de levas en cabeza) de 16 válvulas en el Kadett 2.0 GSi 16V entregaba 150 CV. El primer Astra también ofreció este motor y en 1993 había una alternativa de 1.8 litros y 125 CV en el Astra GSi. También hubo un GSi en varias generaciones del Corsa, comenzando con el Corsa A de 100 CV (1988) y el último GSi fue el Corsa D en agosto de 2012.

Llega el Opel Insignia GSi
Valora este artículo

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: