Maserati Tipo 60 “Birdcage”

Maserati y la competición han ido de la mano durante toda su historia, y este año se cumple el 60 aniversario de un monoplaza de fabricante italiano, el Tipo 60 “Birdcage“ o “Jaula de pájaros”.

El 12 de julio de 1959, el Maserati Tipo 60 «Birdcage», con Stirling Moss a los mandos, debutó en competición en Rouen y venció. El Tipo 60 marcó su primera victoria, derrotando a dos Lotus 15 y logrando la vuelta rápida con un tiempo de 2.28.5, a una velocidad media de 158.594 km / h. Esta fue solo la primera de una larga serie de victorias, el “Birdcage” también ganó cuatro campeonatos italianos de ascenso (entre los años 1960 a 1963) y dos campeonatos en circuitos de Italia en 1960 y 1963.

En 1958 el propietario de Maserati, decidió asignar al ingeniero Giulio Alfieri a un proyecto para buscar nuevas soluciones técnicas para hacer que los vehículos de competición más rápidos.

Alfieri recibió total libertad e inicialmente la idea fue la construir un monoplaza con chasis monocasco, pero esta propuesta no se realizó. En octubre de 1958, Alfieri y su equipo se centraron en combinar una reducción de peso y aumentar la rigidez torsional. La solución fue diseñar un chasis que consistía en unos 200 tubos de acero de diámetro muy pequeño (entre 10 y 15 mm) que, combinados en longitudes muy cortas en una malla compleja, formaban una estructura de jaula de pájaros, de ahí el apodo de monoplaza, “Birdcage” o «Jaula de pájaros».

El motor elegido fue un cuatro cilindros de 2 litros en posición central, en un ángulo de 45 ° para reducir el espacio en la parte delantera y bajar el centro de gravedad. El motor equipaba dos carburadores Weber 45 DCO3 y generaba una potencia máxima de 200cv. Las soluciones técnicas adoptadas por el Tipo 60 permitieron limitar el peso a 570 kg. En mayo de 1959 la primera unidad estuvo lista, Striling Moss lo probó en Aeroautodromo en Módena y en Nürburgring.

Sin embargo, durante las pruebas Alfieri se dio cuenta de que debido a la gran rigidez del acero, aparecían fracturas en las soldaduras, lo que ponía en riesgo la seguridad del piloto. La solución en principio parecía sorprendente, usar acero de peor calidad que permitiría que no hubiera tanta tensión en la soldaduras; y funcionó perfectamente sin comprometer la seguridad.

El modelo llamó la atención de escuderías estadounidenses, pero estos pedían más cilindrada y así lo hicieron; fue elevada la cilindrada del motor a 2.8 litros, lo que generó 50cv más y el peso aumentó hasta casi los 600 kg, este modelo fue llamado Tipo 61. En 1960 Maserati no formó un equipo oficial, sino que decidió apoyar al equipo estadounidense de Camoradi, que compitió con dos Tipo 61 en los 1.000 km de Nürburgring. El equipo estaba compuesto por Stirling Moss y Dan Gurney que se alzaron con la victoria, mientras que Masten Gregory y Gino Munaron terminaron terceros con el segundo vehículo del equipo.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: