Mercedes-AMG GT Coupé 4 puertas

Mercedes presenta la nueva creación de Affalterbach, el AMG GT de 4 puertas, un coupé que busca la deportividad junto con la elegancia, desplegando una potencia de 639cv, lo que le acerca a un modelo de competición.

Diseño exterior

La fisonomía del nuevo AMG GT Coupé de 4 puertas denota claramente su procedencia de la gama AMG GT, al igual que en el AMG GT R, una persiana del radiador, el denominado AIRPANEL situado delante de la toma central de aire, mejora la eficiencia aerodinámica del vehículo. Cuenta con los estilizados faros MULTIBEAM LED, la calandra del radiador específica de AMG, el «morro de tiburón» y el faldón delantero con perfil Jet-Wing perfeccionado (con A-Wing en el modelo de seis cilindros). Las ventanillas sin marco y un parabrisas plano y muy tendido hacia atrás buscar reforzar esa sensación de coupé.

También la parte trasera del nuevo coupé de 4 puertas incorpora elementos estilísticos conocidos de la gama AMG GT: las luces traseras LED, el alerón trasero extensible en varias posiciones; los dos modelos de ocho cilindros se distinguen por las tres lamas horizontales en las tomas de aire laterales de la parte delantera, el perfil Jet-Wing con elemento de adorno en silver shadow, el difusor en la zaga y el sistema de escape de doble flujo con embellecedores trapezoidales en la salida de escape. En cambio, la variante de seis cilindros dispone de una lama en cada toma de aire, los embellecedores de la salida de escape doble son redondos y ostenta un difusor trasero menos pronunciado.

El AMG GT Coupé de 4 puertas ofrece un amplio abanico de paquetes de equipos para el exterior que permiten matizar su diseño. El paquete Night consta de elementos de adorno en negro brillante, mientras que el paquete cromado, por ejemplo, busca un vehículo más elegante con elementos de adorno y un inserto en cromo de alto brillo. Los dos paquetes de fibra de carbono incluyen elementos de adorno de fibra de carbono visible en distintas ejecuciones. El paquete aerodinámico opcional, busca una imagen más deportiva. Contiene elementos funcionales adicionales en negro de alto brillo, el perfil Jet-Wing en silver shadow en el faldón delantero y el alerón trasero fijo, que contribuyen a reducir las fuerzas ascensionales al circular a altas velocidades. El modelo de seis cilindros puede incorporar elementos de diseño característicos de las versiones de ocho cilindros si se equipa con el kit estético V8.

Los motores V8 biturbo

El motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros de cilindrada se incorpora ya en numerosos modelos AMG cuya potencia ha sido incrementada para el nuevo Mercedes-AMG GT 63 S 4MATIC+, entrega 639 CV y un par máximo de 900 Nm, disponible entre 2.500 a 4.500 rpm. De este modo, el motor tope de gama tiene una cifras de aceleración de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y la velocidad máxima de 315 km/h.

Por otro lado el Mercedes-AMG GT 63 4MATIC+ también como motorización V8, desarrolla 585 CV y 800 Nm de par máximo. Con unos datos de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y la velocidad máxima se cifra en 310 km/h.

El motor AMG V8 de 4,0 litros trabaja con sobrealimentación biturbo, en la que los turbocompresores no se encuentran fuera, sino en el interior de las bancadas de los cilindros.

El aumento de la potencia y la respuesta mejorada se deben a estos dos turbocompresores de doble entrada, combinados con otra técnica innovadora. Mercedes-AMG reúne por primera vez las ventajas de la tecnología de turbocompresores de doble entrada del motor V8 con rodetes de turbina guiados por rodamientos. Los rodamientos permiten reducir al mínimo la fricción en el interior del turbocompresor. Por otro lado, la tecnología de doble entrada aprovecha de forma óptima el caudal de los gases de escape.

Se han conservado el principio de inyección directa guiada de gasolina con elementos de inyección piezoeléctricos, el bloque motor fabricado completamente en aluminio, las cuatro válvulas por cilindro con reglaje variable de los árboles de levas, el intercooler de aire y agua, la gestión del alternador, la función de parada y arranque ECO y la función de planeo (modo vela).

También cuenta con la función de desconexión selectiva de cilindros AMG Cylinder Management. En el margen de carga parcial se desactivan los cilindros dos, tres, cinco y ocho, con lo que disminuye  el consumo de combustible.

La desconexión selectiva de cilindros está disponible en un amplio margen de revoluciones, de 1.000 a 3.250 rpm, siempre que el conductor haya seleccionado el programa de conducción «Comfort». Un indicador especial en el cuadro de instrumentos informa cuando está activada la desconexión selectiva de cilindros e indica si el motor trabaja actualmente con cuatro o con ocho cilindros.

El motor de seis cilindros con función híbrida

Además de los dos motores V8, el nuevo deportivo de cuatro puertas está disponible también con el innovador propulsor de seis cilindros en línea de AMG, que impulsa el Mercedes-AMG GT 53 4MATIC+. Este motor de 3,0 litros con 435 CV de potencia se distingue por sus prestaciones, que pueden incrementarse en hasta 22 CV de potencia y 250 Nm de par mediante la función Boost eléctrica. El alternador arrancador EQ Boost combina las funciones del arrancador y el alternador en un potente motor eléctrico, incorporado a la cadena cinemática entre el motor y el cambio. El AMG GT 53 de 4 puertas acelera en solo 4,5 segundos de 0 a 100 km/h y alcanza una velocidad máxima de 285 km/h.

Cambio con AMG SPEEDSHIFT

El cambio AMG SPEEDSHIFT MCT 9G ha sido adaptado a los requisitos de las variantes de ocho cilindros del nuevo AMG GT de cuatro puertas. A esto se añade un embrague húmedo de arranque. El programa de gestión del cambio, adaptado especialmente a estos modelos, asegura transiciones extremadamente cortas en los cambios de relación, reducciones directas múltiples muy rápidas y una función de doble embrague para una experiencia sumamente sugestiva de cambio. Se ha integrado además la función race start, que garantiza una aceleración óptima durante la puesta en marcha. El motor de seis cilindros en línea, por su parte, trabaja en tándem con el cambio AMG SPEEDSHIFT TCT 9G. Este cambio, vinculado a un convertidor de par, se adapta a las características específicas del motor. Por otro lado, y como es habitual en un modelo de AMG, en función del programa de conducción es posible configurar procesos de cambio.

El tren de rodaje de AMG

El modelo de seis cilindros equipa de serie un tren de rodaje con muelles de acero y amortiguadores regulables. El tren de rodaje de las variantes de ocho cilindros se basa en la suspensión neumática multicámara integral AMG RIDE CONTROL+. Un soporte integral rígido sustenta el eje delantero, el motor, el cambio y el engranaje de la dirección.

El engranaje del eje trasero cuenta además con una suspensión especial de mayor rigidez que mejora sus características NVH (ruido y vibraciones). Al igual que en el AMG GT R, un estabilizador transversal en forma de tubo reduce el peso total del eje trasero.

Tracción integral inteligente AMG Performance 4MATIC+

Todos los modelos del AMG GT Coupé de 4 puertas están equipados con la tracción integral AMG Performance 4MATIC+. Un acoplamiento con regulación electromecánica conecta de forma variable el eje trasero, propulsado en todo momento, con el eje delantero. La distribución ideal del par motor en función de la situación de conducción y de las preferencias del conductor se calcula de forma permanente. La transición entre la tracción trasera y la tracción integral y viceversa se realiza de forma progresiva, pues el control inteligente está integrado en la arquitectura completa de sistemas del vehículo.

La distribución plenamente variable del par motor hace posible conducir con una deriva controlada en las ruedas. Esta opción se aprovecha especialmente en el Drift Mode, implementado de serie en la versión S del AMG GT de 4 puertas y disponible opcionalmente para los demás modelos. Este modo se activa mediante las levas de cambio en el volante en el programa de conducción «RACE» siempre que se haya desactivado el ESP y se haya seleccionado el modo manual en el cambio. Una vez activado el Drift Mode, el deportivo de cuatro puertas pasa a funcionar exclusivamente con tracción trasera.

El diferencial autoblocante del eje trasero

El AMG GT 63 S equipa de serie un diferencial autoblocante con regulación electrónica en el eje trasero, se suprime el resbalamiento de la rueda interior en las curvas, lo que garantiza un agarre óptimo a la calzada. El aumento de la tracción resultante permite al conductor acelerar antes y con más intensidad al salir de una curva. El diferencial autoblocante electrónico forma parte del paquete Dynamik Plus y, dentro de esta combinación, está disponible opcionalmente para todas las demás variantes del AMG GT de 4 puertas.

La dirección activa del eje trasero

Cuenta con la dirección activa del eje trasero, incluida de serie en los modelos V8 y disponible como equipo opcional para las versiones de seis cilindros. Hasta una velocidad de 100 km/h, dos servomotores eléctricos hacen girar las ruedas traseras en sentido contrario a las ruedas delanteras. De esta manera, el vehículo toma las curvas con mayor agilidad. Otra ventaja para el conductor es la disminución del diámetro de giro en situaciones cotidianas de conducción.

A velocidades superiores a 100 km/h, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras para mejorar la estabilidad. Al mismo tiempo, al cambiar de dirección aumenta más rápidamente la fuerza de guiado lateral en las ruedas traseras.

La dirección paramétrica deportiva AMG

La dirección paramétrica deportiva electromecánica trabaja con desmultiplicación variable. La servodirección ofrece tres ajustes diferentes: «Comfort», «Sport» y «Sport+». Es posible elegir personalmente la curva característica deseada en el programa «Individual», o delegar esta elección en función del programa de conducción AMG DYNAMIC SELECT seleccionado.

El sistema de frenado AMG

Los modelos de ocho cilindros disponen de un sistema de frenos de grandes dimensiones, formado por discos compuestos con pinzas fijas de 6 émbolos delante y pinzas de garra de 1 émbolo detrás. La variante S se distingue por sus pinzas de freno amarillas, mientras que la variante básica del modelo de ocho cilindros utiliza pinzas de color rojo.

El modelo de seis cilindros incorpora también discos de freno compuestos autoventilados y perforados, con pinzas pintadas en gris plata.

Opcionalmente se ofrece un sistema de frenos cerámicos de alto rendimiento con pinzas fijas de 6 émbolos en color bronce en el eje delantero y pinzas de garra de 1 émbolo en el eje trasero.

Llantas AMG

Se puede elegir entre varias llantas en formato de 19 a 21 pulgadas. Las versiones AMG GT 53 y GT 63 del AMG GT Coupé de 4 puertas equipan de serie llantas en diseño de 10 radios color plata vanadio en formato y el AMG GT 63 S 4MATIC+ sale de fábrica con llantas de aleación en diseño de cinco radios dobles color gris tántalo y pulidas a alto brillo.

Diseño aerodinámico activo

Sus principales componentes son el sistema de regulación activa del aire AIRPANEL en el faldón delantero y el compacto alerón trasero, extensible y replegable en varias posiciones.  El sistema se orienta por el estilo de conducción del conductor y por el programa de conducción seleccionado.

El AIRPANEL consta de lamas verticales ubicadas en la parte inferior del faldón delantero. Estas lamas controladas electrónicamente se abren o se cierran instantáneamente por medio de un motor eléctrico para dirigir el flujo de aire y garantizar un rendimiento aerodinámico ideal, o bien para refrigerar el motor cuando es preciso.

El alerón trasero ajustable en varias posiciones funciona de forma parecida, ya que adopta la posición conveniente para cada situación de marcha. Si se circula en una recta a alta velocidad, el alerón trasero se coloca automáticamente en una posición más plana para reducir la resistencia al aire y, en consecuencia, aumentar la velocidad máxima posible. Si el sistema detecta una situación con mayor dinamismo transversal, el alerón asume una posición más erguida para aumentar la carga aerodinámica sobre el eje trasero y asegurar así un comportamiento de marcha dinámico y seguro al mismo tiempo.

AMG DYNAMICS

En función del motor elegido, el AMG GT de cuatro puertas pone a disposición del conductor hasta seis programas de conducción: «Calzada resbaladiza», «Comfort», «Sport», «Sport+», «RACE» e «Individual». Estos reglajes se pueden seleccionar con un interruptor situado en la consola central.

El concepto genérico AMG DYNAMICS engloba las funciones de agilidad «Basic», «Advanced», «Pro» y «Master», seleccionadas automáticamente por el programa de conducción elegido. En función del programa se adaptan de forma inteligente los parámetros relevantes para la conducción como la respuesta del motor, el tren de rodaje, la estrategia de regulación del sistema de tracción integral o los umbrales de regulación del ESP .

El modo «Master» incluido en el programa de conducción RACE garantiza una agilidad perfecta y saca el máximo partido al potencial dinámico del nuevo vehículo de la gama AMG GT.

Independientemente de los programas de conducción, el conductor puede accionar las teclas visualizadoras en la consola central para elegir el modo manual de cambio, su reglaje preferido para el tren de rodaje o también, por ejemplo, la sonoridad del sistema de escape.

El interior AMG. 

Destacan los difusores de aire iluminados con diseño de turbina realzan la imagen deportiva. El puesto de conducción widescreen, equipamiento de serie en el V8 y equipo opcional para el L6, está presidido por dos pantallas de alta definición de 12,3 pulgadas cada uno. Estos indicadores completamente digitales pueden configurarse en tres estilos diferentes: «Classic», «Sport» y, como novedad, «Supersport». El conductor puede ajustar estos estilos siempre que lo desee a través del cuadro de instrumentos o de la pantalla central, para adaptarlos a su estilo de conducción o al equipamiento interior.

Mediante el botón Touch Control a la izquierda del volante se puede visualizar la información deseada en el lado izquierdo o derecho del cuadro de instrumentos. Por ejemplo, la representación clásica con velocímetro y cuentarrevoluciones, informaciones de los sistemas de navegación y de asistencia a la conducción o datos detallados referentes al motor. Además, los conductores más deportivos pueden visualizar la aceleración G-Force o las cifras actuales de potencia o par.

El visualizador central es la interfaz que conecta con el resto de contenidos e informaciones, como la navegación, la radio, ficheros multimedia, el teléfono y datos del vehículo.

Opcionalmente pueden añadirse elementos adicionales al volante Performance. Se trata concretamente de un mando giratorio redondo con visualizador integrado, situado debajo del radio derecho del volante, y de dos teclas visualizadoras en color en alineación vertical por debajo del radio izquierdo.

Con el mando giratorio pueden seleccionarse directamente los programas de conducción AMG. En la pantalla TFT en color integrado en el mismo mando giratorio se muestra el programa de conducción seleccionado.

Cuatro o cinco plazas de asiento.

Los asientos del conductor y el acompañante permiten diversas configuraciones. La selección comprende desde un asiento más confortable a más deportivo hasta un asiento deportivo con pespunteado de rombos, pasando por un asiento Performance de contornos especialmente marcados y con reposacabezas integrado.

La parte trasera del AMG GT de cuatro puertas también ofrece distintas configuraciones de asiento. Desde un banco trasero abatible en relación asimétrica. Los ocupantes de las plazas traseras pueden realizar todo tipo de ajustes a través de una pantalla con panel táctil integrada en la consola situada entre los dos asientos.

El volumen del maletero, de 395 litros, se complementa con unos 60 litros adicionales debajo del piso del maletero. Si se abaten los respaldos traseros, este volumen asciende a 1.324 litros. Opcionalmente puede abrirse y cerrarse el portón trasero de gran superficie mediante el sistema HANDS-FREE ACCESS.

Conectividad e Intelligent Drive

Dispone de todas las funciones y opciones de conectividad e Intelligent Drive de la Clase S de Mercedes-AMG. Entre ellas destaca la conducción semiautónoma con DRIVE PILOT, que puede asistir al conductor en tareas rutinarias del día a día, como circular en retenciones.

Junto a las funciones estándar de Mercedes me connect como eCall, gestión de accidentes, asistencia en carretera o servicio de atención al cliente o Remote Online. Por ejemplo, la localización del vehículo estacionado, el mando de la calefacción independiente, el bloqueo o desbloqueo del vehículo o la consulta de distintas informaciones de estado como kilometraje, nivel del depósito de combustible o autonomía restante.

AMG TRACK PACE.

AMG TRACK PACE es una función adicional del sistema de infoentretenimiento COMAND Online y forma parte del equipamiento de serie del AMG GT Coupé de 4 puertas.

Para evaluar y mejorar continuamente la destreza individual al volante del conductor es posible recurrir a los datos registrados, como aceleración transversal y longitudinal, posición del pedal acelerador y de freno y ángulo de orientación de las ruedas. Todos estos valores se muestran en el visualizador COMAND y, si se desea, también en una pantalla telemétrica y en tiempo real.

Además de grabar los datos de las vueltas a circuitos cerrados, AMG TRACK PACE permite registrar cotas de aceleración o valores de deceleración.

Lanzamiento al mercado

El nuevo AMG GT Coupé de 4 puertas ha sido presentado el 6 de marzo de 2018 en el Salón del Automóvil de Ginebra. El primer AMG GT de 4 puertas saldrá a la venta en verano de 2018.

 

Mercedes-AMG GT Coupé 4 puertas
Valora este artículo
Actualizado el 7 de marzo de 2018

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: