Nuevo Audi e-tron Sportback

El Audi e-tron Sportback es un SUV coupé que ofrece hasta 408 CV de potencia y una autonomía de hasta 446 kilómetros con una sola carga de la batería.

Elementos como la parrilla Singleframe octogonal, los pronunciados pasos de rueda o la escultural zaga hacen que el Audi e-tron Sportback responda claramente al lenguaje de diseño de la marca. Por otra parte, ciertos detalles indican que se trata de un modelo puramente eléctrico. Como ejemplo cabe destacar la parrilla, con barras verticales y cerrada en gran parte, que está pintada en gris platino claro, una característica identificativa muy específica de los modelos e-tron. También los faros Matrix LED hablan de la electrificación de este modelo, con sus cuatro segmentos horizontales que crean una firma específica en las luces diurnas.

El Audi e-tron Sportback con los retrovisores exteriores virtuales y el acabado S line logra un excepcional coeficiente aerodinámico de solo 0.25, un valor mejor que el de su hermano de gama, el Audi e-tron. Esto se debe, principalmente, a la forma coupé de su carrocería y a la menor resistencia aerodinámica. El diseño minimiza las turbulencias de aire en determinadas zonas, lo que en última instancia también beneficia el consumo. En el ciclo WLTP, el SUV coupé es capaz de alcanzar una autonomía de hasta 446 kilómetros con una sola carga de la batería.

 

Con la iluminación Matrix LED digital, disponible opcionalmente, Audi presenta una primicia mundial en un vehículo de producción. La luz que emiten sus diodos se divide en pequeños píxeles, capaces de iluminar la carretera con gran resolución. El diseño se basa en una tecnología denominada DMD (dispositivo de microespejo digital). En su parte central hay un pequeño chip que contiene un millón de microespejos, cuya longitud es de apenas unas centésimas de milímetro. Con la ayuda de campos electrostáticos, cada espejo individual puede inclinarse hasta 5.000 veces por segundo. Dependiendo de la configuración, la luz LED se dirige a través de las lentes hacia la carretera o se absorbe para enmascarar determinadas áreas del haz de luz.

También cuenta con funciones nuevas como la luz de carril, de orientación y de marcado. En las autopistas, la luz crea una alfombra de iluminación en el carril por el que se circula y se ajusta dinámicamente al cambiar al carril contiguo. De esta manera, mejora la conciencia del conductor sobre el carril relevante y contribuye a aumentar la seguridad vial.

Con una potencia total de 265 kW (360 CV) y 561 Nm de par, los dos motores eléctricos otorgan al SUV coupé una gran capacidad de aceleración desde parado, totalmente en silencio y sin emisiones nocivas. El Audi e-tron Sportback 55 quattro necesita apenas 6,6 segundos para alcanzar los 100 km/h y su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 200 km/h. Al cambiar el selector de D a S y pisar el pedal del acelerador a fondo, el conductor activa el modo “boost”. En este momento, el sistema genera 300 kW (408 CV) de potencia y 664 Nm de par durante ocho segundos. Esto permite al nuevo Audi cubrir la aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 5,7 segundos.

La tracción total eléctrica garantiza un excelente agarre y un alto dinamismo en cualquier superficie. Con ella, Audi escribe un nuevo capítulo en la historia de su afamado sistema de cuatro ruedas motrices. La tracción quattro reparte el par motor de manera constante y equilibrada entre ambos ejes en fracciones de segundo.

La batería del Audi e-tron Sportback 55 quattro tiene una capacidad total de 95 kWh (86,5 kWh netos) y funciona a un voltaje nominal de 396 voltios. Forma un bloque plano y ancho, que va fijado en 35 puntos a la estructura, bajo el habitáculo. El sistema de batería es excepcionalmente rígido y está diseñado a prueba de choques, gracias a una sólida carcasa protectora de aluminio que contiene los 36 módulos de celdas. Al frenar desde 100 km/h, el Audi e-tron Sportback puede recuperar un máximo de 300 Nm y 220 kW (300 CV). Al igual que sucede con el e-tron, esto representa más del 70% de la potencia que es capaz de generar y más de lo que puede recuperar cualquier otro modelo de producción. El SUV coupé logra hasta el 30% de su autonomía a través de la recuperación.

 

En el momento de su lanzamiento al mercado, Audi ofrecerá el SUV coupé totalmente eléctrico con una segunda variante del motor. El e-tron Sportback 50 quattro genera 230 kW (313 CV) de potencia y 540 Nm de par. La batería prescinde del ‘piso’ superior y se compone de 27 módulos de doce celdas cada uno. El conjunto, que pesa aproximadamente 120 kilogramos menos que el del Sportback 55 quattro, proporciona 71 kWh de potencia total (64,7 kWh netos). Gracias a esta batería es posible cubrir distancias de hasta 347 kilómetros con una carga completa, según el ciclo WLTP. El Audi e-tron Sportback 50 quattro acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanza una velocidad punta de 190 km/h.

En trayectos largos, el Audi e-tron Sportback 55 quattro puede cargarse con corriente continua (CC) de hasta 150 kW en estaciones de carga rápida. En poco menos de media hora, la batería alcanza el 80% de su capacidad, suficiente para continuar el viaje y poder recorrer una amplia distancia. El Audi e-tron Sportback 50 quattro, por su parte, admite cargas de hasta 120 kW y logra el 80% de la capacidad de su batería exactamente en el mismo tiempo.

El Audi e-tron Sportback está equipado de serie con el MMI Navegación plus y la radio digital DAB+. El sistema de infotainment de alta gama es compatible con el estándar de transmisión de datos de alta velocidad LTE Advanced e integra un punto de acceso Wi-Fi para los dispositivos móviles de los pasajeros. El sistema de navegación hace sugerencias de destinos inteligentes basadas en viajes anteriores. La ruta se calcula tanto con la información almacenada a bordo como online en los servidores del proveedor de mapas y navegación HERE, que tiene en cuenta el tráfico local.

 

El Audi e-tron Sportback se fabrica en la planta de Bruselas, cuyas emisiones de CO2 son neutrales. El lanzamiento al mercado europeo tendrá lugar en la primavera de 2020. En Alemania estará disponible en dos variantes iniciales, con un precio de partida de 71.350 euros.

 

Nacho Salvador

Estudiante de ingeniería informática y amante de los coches. Escritor, programador y músico en mis ratos libres.

A %d blogueros les gusta esto: