Nuevo Bentley Flying Spur: renovado pero tradicional

Bentley nos presenta su nueva apuesta con su sedán Flying Spur, que se moderniza en esta nueva generación.

El nuevo Flying Spur hereda el lenguaje de diseño que estrenó Bentley con su hermano pequeño de dos puertas, el Continental GT, aunque con bastantes grandes cambios estéticos.

Como es habitual, este sedán de lujo de Bentley se fabricará a mano en Crewe, en el Reino Unido, donde se fabrican también los demás coches de la marca inglesa del Grupo Volkswagen.

En el exterior podemos ver cómo ha crecido respecto a la anterior generación, la batalla ahora es 130mm más larga. El coche mide ahora 5,316 metros (5,29m su antecesor) y 1,978m de ancho, lo que le hace verse más fuerte y grande entre el tráfico. El Flying Spur utiliza también la nueva plataforma MSB del Grupo Volkswagen que el anterior no tenía aún. Y utiliza aluminio en gran parte del chasis para reforzar y adelgazar el peso del vehículo.

En el frontal distinguimos una nueva parrilla de gran tamaño con la escultura de la B encima de la misma. Apareciendo por primera vez en el Flying Spur (antes únicamente estaba en esta posición en el Mulsanne). Los faros Full LED matriciales son de serie y tienen un efecto de diamante que suma elegancia al conjunto.

Las llantas que vienen con el vehículo son de 21 pulgadas, pero se pueden elegir unas de 22 pulgadas con especificación Mulliner. El techo panorámico es opcional.

En la parte trasera podemos observar también los faros LED con la B, como en otros modelos de la marca (Bentayga) que se complementan con una tira cromada alrededor.

 

El interior ya lo conocemos casi de su hermano Continental GT, ya que es compartido en gran parte con él. Por supuesto no queda ninguna duda de la calidad de acabados del habitáculo. Es totalmente personalizable, pudiendo elegir entre 15 colores de tapicería para combinar entre ellos. Así como las inserciones que pueden ser en madera marrón de diferentes colores o negra, así como también dividida.

La pantalla central se oculta y tiene 12,3 pulgadas, que se muestra cuando pulsamos el botón de encendido del coche, aunque podemos elegir también ver tres relojes analógicos . Justo debajo podemos encontrar la carga por inducción y dos puertos USB para teléfonos móviles o conectar una memoria externa con multimedia.

El motor que equipa este nuevo Flying Spur es un 6.0 W12 TSI con dos turbos que se fabrica a mano en UK también. Proporciona 635 CV y 900Nm de par motor, haciendo que el coche acelere de 0 a 100 km/h en solo 3.7 segundos y puede circular a 333 km/h de velocidad máxima. La caja automática que está vinculada a este motor es la ZF de 8 velocidades de convertidor de par. Además, la tracción es total permanente, siendo 60-40 (detrás-delante) y cuenta con sistema Mild-Hybrid de 48V que le otorga la pegatina ECO de la DGT.

Opcionalmente se puede equipar, por primera vez en este coche, la dirección a las cuatro ruedas, que mejora las maniobras al aparcar y la estabilidad del vehículo en carretera. Por supuesto se puede equipar con muchos asistentes a la conducción, tanto de tráfico como de ciudad, así como cámaras 360.

En cuanto al sistema de entretenimiento, podemos encontrar pantallas en la parte de atrás para el disfrute de los pasajeros. El coche de serie equipa un sistema de audio de 10 altavoces y 650 watios, pero opcionalmente  podemos elegir un sistema Bang&Olufsen de 1500W y 16 altavoces, con rejillas iluminadas. Para los más audiófilos, está disponible otro sistema aún mejor, firmado por Naim. Que eleva la potencia hasta los 2200W y cuenta con 19 altavoces. Algunos de ellos están en los asientos para transmitir mejor los bajos de las canciones.

Nacho Salvador

Estudiante de ingeniería informática y amante de los coches. Escritor, programador y músico en mis ratos libres.

A %d blogueros les gusta esto: