Nuevo escándalo para VW: comercializó vehículos de pruebas y preserie entre 2006-2018

Nuevo escándalo para Volkswagen, medios alemanes informan que el fabricante habría comercializado tanto vehículos de preserie, prototipos o mulas como vehículos normales a sus clientes, obviando esta información; incluso se apunta que sin señalar que eran de segunda mano.

Los vehículos de pruebas de los modelos se utilizan durante el desarrollo y una vez finalizado este, su destino habitual es el desguace o más programas de pruebas, pero nunca la comercialización al cliente final. El principal problema de estos vehículos es que no reúnen todas las garantías de seguridad, y pueden ser un riesgo tal como apunta el jefe de la Asociación de consumidores alemana en el medio Handelsblatt.

En Der Spiegel señalan que una auditoría interna del fabricante alemán habría detectado más de 9.000 vehículos con un origen dudoso, y que habrían sido vendidos en Europa y EE.UU. Volkswagen sí ha admitido la cifra de 6.700 unidades de preserie comercializadas entre los años 2006 a 2018; 4.000 de ellas en Alemania.

Según las informaciones de Der Spiegel, la KBA alemana fue informada de estos hechos en septiembre por parte de Volkswagen, que ordenó el retiro inmediato de esas unidades e informó a la UE. El Ministro de Transportes alemán ha señalado que “estos vehículos son inadmisibles en el mercado” y que podría haber multa para Volkswagen por estas prácticas. Además el fabricante alemán habría comunicado el hecho a sus clientes para recomprarles sus vehículos o en otros casos actualizarlos, para que sean aptos para circular.

En el medio australiano CarAdvice se informa de que el CEO de Volkswagen, Herbert Diess, fue informado en 2016 de los hechos, pero hasta septiembre de 2018 no fue informada la autoridad alemana (KBA), momento en el cual comenzó a notificarse a los clientes.

Todavía no conocemos si este escándalo también ha afectado a España, aunque la dimensión de este puede ser mayor según se vayan conociendo más novedades.

Actualización 15/12/2018: Informa el medio alemán Handelsblatt que otras marca del grupo como Audi, Porsche o Skoda no estarían afectadas por estos hechos.

Actualización 30/04/2019: Recientemente la Agencia Española de Consumo ha anunciado en una de sus alertas que Volkswagen comercializó en España modelos en los que existe la posibilidad de que la versión de fabricación no se corresponda con la versión de serie vigente en el momento de la comercialización en lo que respecta a sistemas de seguridad.

Los modelos afectados serían los Polo fabricados en 2012 y 2014, Golf fabricados entre 2014 y 2015 y el T-Roc fabricados en 2018. Volkswagen contactará con los propietarios de los vehículos afectados, para comprobar que cada vehículo cumple con los estándares en el momento de su lanzamiento al mercado y de que están debidamente documentados.

Fuente: Handelsblatt y Der Spiegel

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: