Nuevo Mercedes-Benz Clase B

Después de conocer el Clase A en otra ocasión, ahora le toca el turno de renovación al Clase B, el monovolumen compacto de la marca alemana que vio primeramente la luz en 2005.

La nueva Clase B de Mercedes-Benz sigue las líneas de diseño del compacto de la marca, el Clase A, pero adaptando su forma para seguir siendo el mismo coche práctico (o más aún) que ya era.

El nuevo Clase B mide ahora 4.4 metros exactos, ganando unos ligeros milímetros (pues el anterior medía 4.393 metros), ganando también en batalla (2,729m, antes 2,699m). Gracias al nuevo diseño se ha mejorado el coeficiente aerodinámico, siendo ahora aún más bajo (0.24, antes 2.25), mejorando el ruido y el consumo de la nueva generación.

Siguiendo con el exterior, en el frontal nos encontramos la nueva parrilla que ha estrenado el Clase A y el CLS con unos faros halógenos y LED diurnos, que opcionalmente, son completamente en LED (tecnología que ya incluye el Clase A).

Algunos elementos de la parte trasera acentúan la anchura del vehículo: entre otros, las luces traseras divididas, los reflectores desplazados hacia abajo e integrados en el parachoques trasero y la sección inferior de éste en color de contraste negro, con efecto difusor y un listón cromado. El voluminoso spoiler del techo y los spoilers de color negro de alto brillo situados en los laterales de la luneta trasera mejoran las propiedades aerodinámicas y confieren al vehículo un aspecto deportivo.

El interior también ha cambiado por completo en el nuevo Clase B. Ya lo conocemos del Clase A, pero tiene alguna novedad y ligeros cambios estéticos, como que el tablero de instrumentos está inclinado hacia los ocupantes, dotando al coche de dos grandes pantallas, disponibles en varios tamaños. La configuración más básica son dos pantallas de 7 pulgadas. Se puede elegir una de 7 pulgadas y otra de 10,25, o dos de 10.25 pulgadas. También se pueden ayudar estas pantallas en un Head-up Display.

La consola central con sistema de manejo y entrada de datos basado en elementos táctiles está ejecutada en «efecto black-panel», al igual que la Clase E, y los nuevos aireadores redondos tienen iluminación ambiente con 64 colores disponibles, que se eligne desde la pantalla principal.

Ahora en el Clase B, los asientos pueden ser climatizados (tanto calefactados como refrigerados) y pueden incluir masaje. Los asientos traseros están divididos en tres secciones (40:20:40) y podrán ser desplazados horizontalmente (aunque no en los primeros meses de producción) para aumentar el tamaño de maletero, que es igual de grande que en la anterior generación de Clase B.

Mercedes ofrece también su sistema MBUX en el Clase B, que cuenta con la palabra clave “Hey Mercedes” para activar la inteligencia artificial que dará vida al sistema multimedia. También contamos con el nuevo mando táctil en la consola central (que es opcional, según la pantalla que hayamos elegido) y controles táctiles en el volante.

Como equipamiento opcional podemos disfrutar de opciones que encontramos en la gama más alta de Mercedes-Benz, el Clase S. Por ejemplo, el nuevo Clase B puede circular de forma semiautónoma en determinadas situaciones. Para ello explora el tráfico en su entorno hasta una distancia de 500 metros utilizando sistemas mejorados de cámaras y radares, y utiliza datos cartográficos e informaciones sobre el tráfico para prestar asistencia al conductor. Gracias a estos datos, el asistente activo de distancia DISTRONIC que forma parte del paquete de asistencia a la conducción puede ayudar al conductor en numerosas situaciones y adaptar confortablemente la velocidad del vehículo —por ejemplo, al acercarse a curvas, cruces o rotondas— en función del trazado de la ruta prevista. A ello se añaden el asistente activo de parada de emergencia y un asistente activo para cambio de carril de funcionamiento intuitivo.

Todos los motores del Mercedes-Benz Clase B están homologados para la norma Euro6d (TEMP) que entrará en vigor en 2020. El más moderno es un nuevo motor diésel de 2 litros, adaptado al Clase B, que ofrece 110kW (150CV) y 140kW (190CV), ya tiene más elementos anticontaminación para poder pasar la normativa en el futuro.

También contamos con el ya conocido motor de 4 cilindros y 1.5 litros, en colaboración con Renault, que nos proporciona 85kW (115CV) y 260Nm de par máximo.

En gasolina, disponemos de dos motores nuevos de 4 cilindros, de 1.33 litros de cilindrada y 100kW (136CV) y 120kW (163CV).

De momento, todos estos motores van unidos a un cambio automático de 7 velocidades y doble embrague (la versión 200d estrena un nuevo cambio de doble embrague y 8 velocidades), así como tracción delantera, aunque más adelante se sumarán a la gama los cambios manuales y tracción a las cuatro ruedas. Así queda la gama de lanzamiento:

Diésel:

  • B 180 (100kW/136 CV, 200 Nm) con cambio de doble embrague 7G-DCT (consumo de combustible en el ciclo mixto 5,6-5,4 l/100 km, emisiones de CO2en el ciclo mixto 128-124 g/km)
  • B 200 (120kW/163 CV, 250 Nm) con cambio de doble embrague 7G-DCT (consumo de combustible en el ciclo mixto 5,6-5,4 l/100 km, emisiones de CO2en el ciclo mixto 129-124 g/km)

Gasolina:

  • B 180 d con cambio de doble embrague 7G-DCT (85kW/116 CV), 260 Nm; consumo de combustible en el ciclo mixto 4,4-4,1 l/100 km, emisiones de CO2en el ciclo mixto 115-109 g/km)
  • B 200 d con cambio de doble embrague 8G-DCT (110kW/150 CV), 320 Nm; consumo de combustible en el ciclo mixto 4,5-4,2 l/100 km, emisiones de CO2en el ciclo mixto 119-112 g/km)

Aunque podremos regular la suspensión mediante el mando habilitado en la consola para ello, los motores más básicos contarán como suspensión, un eje de brazos combinados. Se puede elegir opcionalmente una suspensión diferente en estos motores o podemos optar por un motor superior que incluiría de serie este equipamiento.

Nacho Salvador

Estudiante de ingeniería informática y amante de los coches. Escritor, programador y músico en mis ratos libres.

A %d blogueros les gusta esto: