Volvo 850: cuando Volvo apuntó a las estrellas

El Volvo 850 fue el automóvil que cambió todo para la marca, un vehículo concebido con tracción delantera, motor transversal de 5 cilindros y dos tipos de carrocerías, sedán y familiar. Fue el resultado del proyecto llamado “Galaxy”, del que nacieron más vehículos, como la serie 400.

El nuevo Volvo 850 GLT fue presentado en el “Stockholm Globe Arena” el 11 de junio de 1991. El modelo era el resultado de una de las mayores inversiones industriales de Suecia y se diferenciaba de los diseños anteriores de Volvo por su tracción y motorización.

El nuevo automóvil se lanzó bajo el lema “Un automóvil dinámico con cuatro novedades mundiales”. Estas nuevas características fueron el motor transversal de 5 cilindros, el eje trasero Delta-link, el sistema integrado de protección contra impactos laterales (SIPS) y el cinturón de seguridad delantero autoajustable.

Aunque el diseño recordaba a la serie 700, el 850 era un automóvil completamente nuevo. El trabajo para desarrollar el modelo comenzó en 1978. Volvo quería apuntar a lo más alto (a las estrellas según el fabricante) con sus nuevos modelos, por eso llamaron “Galaxy” al proyecto de desarrollo de nuevos vehículos. En Suecia se desarrolló el 850 mientras que la serie 400 fue confiada a la filial en Países Bajos.

El primer modelo que se presentó fue el 850 GLT, equipado con un motor atmosférico 2.5 de 20 válvulas que produce 170 cv. También se presentó el GLS, una versión descafeinada del motor, con 10 válvulas, de 140Cv. En algunos mercados se lanzó una versión 2.0 de 143cv por los beneficios fiscales.

En el Salón del Automóvil de Ginebra en 1994 se presentó unos de los modelos más recordados de Volvo. Con su característico color amarillo, llegó el T-5R. Este modelo especial estaba destinado a fabricarse en una serie de 2.500 automóviles. El motor turbo de esta versión produce un máximo de 240 CV y un par de 330 Nm. El modelo incluía spoilers, un tubo de escape cuadrado y llantas de aleación de 17 pulgadas de magnesio que recibían el nombre de Titán. El éxito fue inmediato, en pocas semanas Volvo tenía vendida toda la producción prevista, por lo que se produjo otra serie en color negro y finalmente, otra más en verde oscuro.

El 850 AWD, fue el primer automóvil de tracción en las cuatro ruedas de la compañía y se lanzó en 1996. El 850 tenía tracción a las cuatro ruedas en todo momento; un acoplamiento viscoso distribuía automáticamente la potencia entre las ruedas delanteras y traseras. El 850 AWD utilizaba un motor 2.5 turbo de 193cv y solo se ofrecía en la variante familiar.

1996 fue el último año en que el 850 estuvo en producción. En 1997 se produjo un “facelift” y las designaciones se cambiaron a S70 y V70. Un total de 1.360.522 vehículos fueron construidos en todas las versiones de la serie 850.

Volvo 850: cuando Volvo apuntó a las estrellas
5 (100%) 1 vote

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: