20 años del Mercedes-Benz CL 55 AMG F1 Limited Edition

Mercedes presentó hace 20 años uno de sus modelos más exclusivos, el CL 55 AMG F1 Limited Edition. Y no era solamente exclusivo por su precio, 330.000 marcos alemanes de la época, sino porque durante 2001 se produjeron 55 unidades en total.

El CL 55 AMG F1 Limited Edition equipaba un motor AMG V8 de 5.5 litros. Ese motor desarrollaba 360cv y un par motor máximo de 530 Nm. Su velocidad máxima estaba limitada electrónicamente a 250 km/h.

Uno de los hitos de este C215 tan especial, es que fue el primer coche de calle del mundo que introdujo los frenos cerámicos, con Brembo como colaborador. Las ventajas de este sistema no se centran únicamente en un mejor rendimiento; también son más resistentes a la fatiga y su peso es menor.

Los discos de freno de este coupé fueron fabricados en la planta de Mercedes-Benz en Esslingen-Mettingen. Su fabricación era un proceso de alta tecnología. La fibra de carbono, el polvo de carbono y la resina se prensaban a alta presión y luego eran horneados a 1.000 grados centígrados. Después de enfriarse, los discos de freno eran sometidos a un breve mecanizado antes de ser tratados con silicio líquido.

La F1 Limited Edition del CL 55 destacaba también por sus llantas de aleación ligera AMG de 19 pulgadas, con neumáticos 255/40 ZR 19 en la parte delantera y 285/35 ZR 19. La suspensión ABC, el ABS, el asistente de frenado y el ESP fueron retocados y optimizados, centrándose en el comportamiento dinámico.

Exteriormente sólo estuvo disponible en color plata brillante metálico. Se diferenciaba de su homólogo estándar en detalles varios de equipamiento que lo acercaban al Safety Car de Fórmula Uno del momento. Se incluían las letras “F1 Edición Limitada” en las aletas delanteras, en los umbrales de las puertas iluminadas y en la consola central; donde también se mostraba su numeración de unidad limitada. Por último, los asientos delanteros tenían una tapicería de cuero negro y plateado con los logotipos AMG bordados; a juego, añadía un volante deportivo y una palanca selectora del cambio AMG de cuero y fibra de carbono.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: