50 años del 1430, 50 años de un motor mítico para Seat

En 1969 se presentó el Seat 1430, el lugar elegido el Salón del Automóvil de Barcelona. El 1430 era vehículo que derivaba del Seat 124 con detalles estéticos y lujosos para la época que lo situaba un peldaño por encima del 124. Este modelo no tenía correspondencia en Fiat.

El 1430 destacaba por sus detalles cromados a lo largo de toda la carrocería o las manecillas de las puertas encastradas. El 1430 compartían plataforma, carrocería y mecánica con el 124 aunque, con una mayor cilindrada y, por tanto, mayor potencia. Además, el nuevo modelo disponía de alternador en lugar de dinamo, como llevaba el 124, incluso en la versión lujo. El 1430 se distingue exteriormente del 124, principalmente, por su frontal con faros dobles cuadrangulares, una calandra cuya rejilla consta de rectángulos unidos y unos pilotos traseros de diferente diseño

En cuanto al interior, equipaba asientos delanteros más ergonómicos y reclinables, con un tapizado de mayor calidad, un apoyabrazos central en la banqueta trasera, guarnecidos más cuidados, un tablero exclusivo, consola central hasta el suelo, o unas alfombrillas que la publicidad de la época señalaba que eran para a ir descalzo como si fuera su casa. Otros detalles eran un sistema de ventilación mejorado y el cuadro de instrumentos tenía más información que el del 124, destacando el cuentarrevoluciones, el chivato de las luces, la temperatura del aceite, cuentakilómetros total y parcial.

Uno de sus puntos fuertes fue el motor, que desde el 1430 fue evolucionando y equipando muchos modelos de Seat entre las décadas de los años ´70 y ´80. Originalmente se trataba del mismo motor de gasolina y 1.197 cc del modelo precedente, el 124, aunque con un aumento del diámetro de los pistones, que permitió aumentar en un 20% la cilindrada hasta los 1.438 cc; de ahí el nombre del modelo donde se implementó por primera vez, el Seat 1430. Este motor es de ciclo Otto, de cuatro tiempos, en línea, está alimentado por un carburador Bressel o Weber (dependiendo de la versión) 32 DHS de doble cuerpo, en suma ofrecía 70 CV de potencia.

El diámetro del cilindro era de 80 mm, por una carrera de 71,5 mm, con una relación de compresión de 9:1. Cabe destacar un cigüeñal especialmente desarrollado para este bloque, con cinco puntos de apoyo. Las válvulas van en cabeza con un árbol de levas en posición lateral. Este motor estaba ubicado en posición delantera longitudinal y presentaba menos problemas de temperatura.

El 1430 incluía más avances técnicos y de equipamiento con respecto al 124, por ejemplo, incorporaba doble circuito de frenos independiente, cuatro discos, y servofreno, con un sistema automático de regulador de frenada, que actúa sobre el eje trasero para dar más potencia de frenada en función de la carga del vehículo. Todo un adelanto para la época, que aportaba más seguridad a la conducción.
 
Un año más tarde, en 1970, se presentó la versión de carrocería 5 puertas, o familiar, que le hacía perfecto para las labores de sanidad y emergencias. A diferencia de la berlina el techo es dos centímetros más alto.

En marzo de 1973, el 1430 conseguía 5 CV más de potencia, 75cv, y se le denominó 1430 “Potenciado”. Esta mejora suponía un incremento del 7% de potencia, gracias a unas modificaciones en la culata. El árbol de levas mantenía el mismo diagrama, sin embargo, el alzado de las válvulas aumenta en seis décimas, mejorando la respiración del motor. Los reglajes de la carburación también fueron retocados y la cámara de combustión tenía una forma ligeramente distinta.

Asimismo, el 1430 Potenciado recibió pequeñas modificaciones que mejoraron la refrigeración del motor, incluyendo una serie de aperturas rectangulares en la chapa, bajo la parrilla delantera. También se optimizó el sistema de refrigeración sustituyendo el ventilador accionado mediante correa, por un electroventilador.

En 1973 se presentó el 1430 Especial 1.600, más conocido como FU, siglas que provenían del código de identificación del bastidor. Este modelo montaba un nuevo motor de 1.592 cc y 95 CV de potencia, que sobresalía principalmente por incorporar doble árbol de levas. En 1974 se presentó el 1430 Especial 1.800 (FU-10), con el propósito de permitir a la marca homologar su versión de competición. Este nuevo motor tenía 1.756 cc y ofrecía 118 CV de potencia.

El 1430 se mantuvo en producción hasta la aparición de los 124 FL o “Pamplona” a finales de 1975. Se fabricaron un total de 250.582 unidades de las distintas variantes del 1430, incluidas las versiones deportivas FU con motores biárbol de 1.600 y 1.800 cc.

Como hemos indicado el motor del 1430 sobrevivió al modelo, en 1975 el Seat 131 L montó el motor del 1430 de 75 CV, y el 131 E el motor de 1.592 cc; en 1981, con el lanzamiento de la tercera serie del 131, se incorporó ya el motor 1430 de 77 CV de potencia y caja de cambios de cinco velocidades. El 124 D supuso la remodelación del 124 y el 1430, unificando y simplificando sus respectivas gamas en una sola. Así surgieron las versiones 124 D, LS, y Especial. Este último implementaba la mecánica del 1430, y hasta 1977, no recibe la caja de cambios de 5 velocidades.

El 128 tres puertas se lanzó en 1977 con el motor 1430 de la marca española en posición transversal. El famoso “Bocanegra” llegó al mercado en 1976, con la versión 1200 y se comercializó hasta finales de 1979.

Poco a poco entramos en la década de los ´80 y Seat presentó el Ritmo en abril de 1979. El Ritmo CL se equipó con el motor del 1430 de 75 CV y junio de 1980, se lanzó el 75 CLX con el mismo motor, al que se le incorporó una caja de cinco velocidades. En 1982 se presentó el Fura Crono, un modelo que era un 127 con el motor del 1430 en posición transversal y caja de cambios de cinco velocidades. Estos fueron los últimos modelos en equipar la motorización estrenada en el mítico 1430.

El año pasado el mítico 124 también cumplió sus 50 años.

50 años del 1430, 50 años de un motor mítico para Seat
4.8 (95.65%) 23 vote[s]

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: