Asociación francesa denuncia consumo excesivo de aceite en el motor Renault 1.2 TCe

La asociación de consumidores francesa UFC-Que Choisir ha denunciado que los motores Renault 1.2 TCe (H5FT) fabricados entre los años 2012 y 2016 son propensos a sufrir averías debido a un excesivo consumo de aceite. Este motor fue sustituido en 2018 por el 1.3 TCe.

La asociación señala que Renault no quiere reconocer el problema y es reacia a abonar gastos de averías que podrían estar relacionadas con ese exceso de consumo; tampoco el fabricante francés da información del número de vehículos afectados y señala que las incidencias serían mínimas.

Las informaciones que aporta esta asociación indican que Renault envió un comunicado a sus servicios técnicos con número 10.575 el 5 de junio de 2015 y actualizó nuevamente el 12 de febrero de 2018. En esta nota técnica menciona claramente el problema del consumo de aceite (más de 1 litro por 1.000 km); señala que los motores afectados son aquellos producidos entre el 1 de octubre de 2012 hasta el final de la producción, el 20 de julio de 2016.

Un informe de febrero de 2016, emitido por el DQSC (gestión de calidad y satisfacción del cliente) de Renault, incluso informa sobre un desgaste en las válvulas de escape (consecuencia del consumo excesivo de aceite), este defecto puede causar la rotura del motor.

Continúan estas informaciones señalando que el consumo excesivo de aceite se debe a una presión demasiado baja en el colector de admisión que evitaría que el motor se llene con suficiente aire, creando al mismo tiempo una depresión significativa en el cilindro. Como resultado, el aire se aspiraría desde la parte inferior del motor y al subir en el cilindro se cargaría aceite. Este aceite que luego se quema durante la combustión causa la formación de calamina, que hace que las válvulas de escape se fundan después de degradar la superficie del cojinete de la válvula y su asiento.

Un propietario de esta motorización puede detectar el problema por dos síntomas claros; un consumo de aceite excesivo que obliga a rellenar, y evidentemente, en olor a aceite quemado generando unos gases de escape con una tonalidad entre blanco y azul.

El 1.2 TCe se fabricó en la planta de motores de Valladolid y no hay cifras exactas de vehículos afectados, según la fuente varía entre 300.000 y 600.000 unidades.

Actualización a 12/07/2019: La asociación de consumidores OCU ha recibido más de 500 reclamaciones por esta incidencia de afectados y estudia presentar acciones conjuntas contra la empresa.

Vehículos que podrían estar afectados:

Renault 1.2 TCe 115, 120 y 130 CV

  • Captur
  • Clio IV
  • Kadjar
  • Kangoo II
  • Mégane III
  • Mégane IV
  • Scénic III
  • Grand Scénic III

Dacia 1.2 TCe 115 y 125 CV

  • Duster
  • Dokker
  • Lodgy

Mercedes 1.2 115 CV

  • Citan

Nissan 1.2 DIG-T 115 CV

  • Juke
  • Qashqai 2
  • Pulsar

Fuente: UFC-Que Choisir

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: