Audi electrifica los SUV con el e-tron

El Audi e-tron, el primer modelo de producción totalmente eléctrico de la marca, por fin ha sido presentado tras meses de pruebas y adelantos de informaciones sobre características.

En el exterior destaca por un frontal con una parrilla Singleframe de diseño específico, aunque se notan ciertos elementos similares al Q8; también es relevante en el diseño el trabajo aerodinámico con el fin de obtener la mejor autonomía. Una de las medidas implememtadas en tal sentido son los retrovisores virtuales “Audi VirtualMirrors” (opcionales).

Lo esencial del e-tron es su motorización, dispone de dos motores eléctricos que rinden en modo normal 360 cv, y desarrollan un par máximo de 561 Nm, un rendimiento que puede mantener durante un tiempo máximo de hasta 60 segundos. Al cambiar el modo de funcionamiento D a S y presionar el pedal del acelerador a fondo, el conductor puede activar el modo boost. Disponible durante 8 segundos, la potencia máxima alcanza aquí los 408 cv, con un par máximo de 664 Nm. El Audi e-tron acelera entonces de 0 a 100 km/h en unos 5,6 segundos. Declara una velocidad máxima limitada a 200 km/h.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las baterías tienen una capacidad de 95kWh, lo que le otorgan 400km según el ciclo de homologación WLTP. Además incorporará un sistema de carga rápida a 150kW, que permite cargar el 80% de la batería en menos de 30 minutos. También puede recargarse con cargadores de corriente alterna, con una potencia de hasta 11 kW de serie, o de 22 kW opcionalmente. Audi proporcionará a los clientes del e-tron el acceso a aproximadamente el 80 por ciento de estas estaciones de recarga, con un servicio propio. Ya sea con sistemas de corriente continua o corriente alterna, de 11 kW o de 150 kW, será suficiente con una tarjeta para iniciar el proceso de recarga.

El sistema de recuperación de energía es otro de los elementos esenciales de este modelo. Este sistema implica a los dos motores eléctricos y al sistema de control integrado de frenada electrohidráulico. El vehículo tiene tres modos diferentes de recuperación: manual, mientras el coche rueda por inercia utilizando las levas en el volante; de forma automática, en modo de marcha por inercia a través del asistente predictivo de eficiencia; y recuperación mediante los frenos, con una suave transición entre la deceleración eléctrica e hidráulica. Hasta 0,3 g, el Audi e-tron recupera energía mientras es frenado únicamente a través de los motores eléctricos, sin utilizar el sistema de frenos convencional.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pasando al interior vemos un diseño minimalista, en la tónica de otros modelos de Audi. Las pantallas de la consola central presiden el conjunto, contamos con una pantalla de gran tamaño que hace de sistema de infoentretenimiento. Justo en la parte inferior a esta pantalla tenemos otra que sirve tanto para introducir datos de forma táctil al vehículo (para direcciones, contactos, etcétera) o para mostrar las opciones del climatizador, que además cuenta con respuesta háptica para asegurarnos que hemos pulsado la opción correcta y no desviar la atención de la carretera. Ofrece dos maleteros, uno frontal de pequeño tamaño y 60 litros de capacidad; y el maletero trasero de gran tamaño, 600 litros.

Las primeras entregas a clientes europeos están previstas para finales de 2018. El precio de partida en España es de 82.400 euros.

Audi electrifica los SUV con el e-tron
Valora este artículo

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: