El BMW i8 dice adiós

El BMW i8 cesará su producción en pocos días, tanto en sus versiones Coupé y Roadster. El BMW i8 se trató de primer deportivo híbrido enchufable de la marca y se basaba en el prototipo BMW Vision EfficientDynamics presentado hacia 2009.

El BMW i8 fue presentado oficialmente en el salón del automóvil IAA de 2013, junto a otro eléctrico de la marca, el i3. Su lanzamiento al mercado llegó en 2014. Se trataba de un deportivo 2 + 2 plazas con puertas tipo ala de gaviota y con un diseño claramente aerodinámico (0,26 Cx). La carrocería utilizaba componentes plástico reforzados con fibra de carbono y el aluminio; todo ello con un objetivo, reducir el peso hasta algo menos de 1.500 kg.

Para el interior, BMW utilizó cuero para los asientos y el panel de instrumentos, curtido con un extracto de hojas de olivo. El material del resto de los componentes textiles utilizaba un granulado de poliéster, proveniente de PET reciclado.

El BMW i8 utilizaba una configuración de motorización híbrida, basada por una parte en un motor de gasolina de 3 cilindros y 1.5 litros de cilindrada, que rendía 231cv de potencia. Mientras que la motorización eléctrica rendía un máximo de 131cv.

Con el lanzamiento de la versión roadster en 2017, se puso al día la motorización eléctrica. La capacidad de las celdas de la batería aumentó de los 20 a los 34 Ah; y la capacidad de energía pasó de 7,1 a 11,6 kWh. Con estos cambios, la autonomía en solo modo eléctrico inicial, pasaba de los 37 km hasta los 53-55 km dependiendo de la versión. Además, también aumentó ligeramente la potencia del motor eléctrico hasta los 141cv. Las prestaciones del i8 Coupé del 2017 eran en el 0-100 km/h de 4,4 segundos; mientras que el roadster completaba el sprint en 4,6 segundos. En ambos la velocidad máxima estaba limitada a 250km/h.

El modelo todavía es producido en la planta que tiene la marca en Leipzig (Alemania), y desde entonces se han comercializado más 20.000 unidades. De hecho la unidad que marcó ese hito se produjo en diciembre de 2019. Con motivo del fin, BMW está cerrando la producción con una edición limitada denominada “Ultimate Sophisto Edition”, de 200 unidades.

Finalmente, el BMW i8 ha marcado alguno hitos durante su vida en el mercado; como ser el primer vehículo de serie del mundo equipado con faros láser o ser el vehículo “safety car” de la Fórmula E.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: