La solución al Dieselgate de VW también está trucada

Así lo ha dictaminado un Tribunal de Düsseldorf, la solución aplicada a los motores EA189 contiene una programación que apaga el funcionamiento de los sistemas anticontaminación según la temperatura ambiental.

Según informa el medio wallstreet-online, este Tribunal señala que el sistema solo funciona cuando la temperatura ambiental se encuentra entre los 10 y 32 grados centígrados. Algo que sería ilegal a juicio de este Tribunal.

Ahora bien, este tipo de programaciones las incluyen casi todos los fabricantes en los vehículos diésel modernos. Y la normativa Euro5  bajo la cual se homologaron los motores EA189, admitía estas prácticas. Con motivo del escándalo del fraude de las emisiones diésel, la normativa sobre estas programaciones se volvió más severa. Por lo que cabe que VW recurra la decisión de este tribunal.

Los fabricantes aducen que esto lo realizan para aumentar la fiabilidad y asegurar el correcto funcionamiento de los sistemas anticontaminación. Fuera de este rango el sistema de contaminación (filtro de partículas por ejemplo) no funcionan. Estas programaciones se denominan función de calentamiento o ventana térmica.

No es la única noticia de fraude en la solución técnica ofrecida para los motores EA189. En enero de este año os contábamos que se investigaba la inclusión de otra programación de software. Por la cual, los sistemas de anticontaminación funcionaban de forma diferente después de 1.120 segundos desde el arranque (unos 18 minutos y medio).

Pero no solo las programaciones de los EA189 están bajo sospecha. Recientemente medios alemanes informaron que se investigaba motorizaciones diésel del Grupo VW fabricadas entre octubre de 2017 a enero 2018 por los mismos hechos.

Finalmente, de ser también ilegal la utilización de esta función de calentamiento, sería paradójico porque fue validada por la autoridad alemana de vehículos (KBA). Y además este organismo retiró el permiso de circulación a varios automóviles, en Munich y Hamburgo, por no acudir a aplicar la solución.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: