VW anuncia su nuevo sistema híbrido y avances en movilidad

En el Simposio Internacional del Motor de Viena Volkswagen mostrará sus avances en tres campos de la llamada movilidad sostenible. Se tratan de los niveles 3 y 4 de conducción autónoma, la hibridación leve de 48 voltios (mHEV) y una plataforma modular para vehículos eléctricos MEB.

La hibridación leve de 48 voltios (mHEV) será aplicada al motor 1.5 TSI, sumándose al de 12v convencional. El sistema de hibridación leve ayuda a reducir el consumo, incorpora una batería de iones de litio de 48 voltios ubicada debajo del asiento del pasajero delantero; y un generador de arranque integrado por correa (BSG), que se encuentra donde el alternador solía estar en el accionamiento auxiliar. Este generador actúa de dos formas, recupera la energía de frenado y ayuda al impulso de la unidad motriz. El generador ayuda al motor principalmente al iniciar la marcha, momento en el cual el consumo es mayor.

Este sistema híbrido incorpora el modo de conducción a vela que permite el apagado del motor aprovechando la inercia del vehículo, VW cifra con esta función un ahorro de 0,4 litros cada 100 km. La energía recuperada y almacenada en la batería de 48v se utiliza también para alimentar los componentes eléctricos del vehículo mediante un conversor. El 1.5 TSI es el candidato idóneo para aplicar esta tecnología, ya incorpora ciclo Miller, turbo de geometría variable y sistema de desactivación de cilindros ACT. Esta tecnología estará disponible en 2020 y el candidato para estrenarla es la futura generación del Golf.

Volkswagen opina que para reducir las emisiones según lo estipulado por las futuras normativas se debe expandir el vehículo eléctrico puro a gran escala. Para ello ha diseñado una plataforma para vehículos eléctricos llamada MEB (Modular Electrification Toolkit). El elemento esencial de cualquier coche eléctrico es la batería y por ello necesita un diseño especial, generalmente esta se asienta en la parte inferior.

La plataforma utiliza un motor síncrono de imán permanente, con un rendimiento constante en un amplio rango de velocidades de 16,000 rpm. El primer vehículo que se construirá en la plataforma MEB es el ID.3. Ofrecerá una autonomía según la versión de 330 a más de 550 km (WLTP), una potencia de 150 kW y una velocidad máxima de 160 km/h.

Por último, están los niveles 3 y 4 de conducción autónoma, VW afirma que lleva más de 20 desarrollando estas tecnologías y actualmente los sistemas de asistencia a la conducción se enmarcan bajo la firma IQ.DRIVE. El salto del nivel 2 actual (conducción parcialmente asistida) a los niveles 3 y 4 presentará supondrá que la responsabilidad de conducir se transferirá del conductor a las funciones automatizadas temporalmente.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: