25 años del Mercedes-Benz F 200 Imagination

En el Salón del Automóvil de París de octubre de 1996, Mercedes-Benz presentó un prototipo futurista, el F 200 Imagination. Pero no fue un simple ejercicio de diseño más, muchas de las tecnologías presentadas en este prototipo hace tiempo que forman parte de los vehículos de producción.

Así casi por casualidad, el F 200 Imagination mostró el aspecto que podía tener un moderno coupé de Mercedes, ya que anunció los rasgos de diseño clave del Mercedes-Benz CL, que se presentó en 1999. Pero no sería el único, el F200 Imagination tenía unas puertas en ala de gaviota, muy próximas a las que luego equipó el Mercedes-Benz SLR McLaren.

Durante su presentación, hace ahora 25 años, el fabricante alemán señalaba los puntos vanguardistas del vehículo: “los ordenadores controlan los movimientos del coche” o “los sistemas electrónicos sustituyen a las conexiones mecánicas”.

La característica más notable de este F 200 Imagination era que no tenía volante ni pedales. El conductor lo manejaba con la ayuda de unas palancas laterales; y podía elegir si utilizar la mano derecha o la izquierda. Una de las palancas laterales estaba montada en el panel de la puerta y la segunda en la consola central. Además, el copiloto podía tomar el control en cualquier momento, ya que un tercer mando lateral estaba situado en la puerta derecha. La dirección por tanto, no se accionaban mediante enlaces mecánicos, sino por medio de la electrónica, la electricidad y los actuadores mecánicos.

Puede que el sistema de visualización del F 200 Imagination no se llamara oficialmente “widescreen cockpit” en 1996, pero presentaba similitud con el equipamiento interior actual de Mercedes con el MBUX. Los monitores en color se montaban a lo ancho del habitáculo. Mostraban los instrumentos del vehículo y todas las notificaciones, así como el ordenador de a bordo.

Además, las pantallas también mostraban la señal de las cámaras de vídeo que se instalaron en lugar de los espejos retrovisores. El teléfono, el sistema de navegación, la radio y los reproductores de CD y DVD también utilizaban los monitores. El sonido se transmitía a unos auriculares inalámbricos para el copiloto. El nivel de tecnología de este prototipo era significativo, tanto que incluso se probó una especie de conexión a Internet, con capacidad de acceso a banca online y reservas de hotel.

El F 200 Imagination ofrecía otras tecnologías que ahora están bien asentadas en la automoción. Por ejemplo, había un sistema de faros con distribución variable de la luz, airbags en las ventanillas, la suspensión Active Body Control, el reconocimiento de voz para teléfonos móviles, un techo panorámico electro-transparente y un freno de estacionamiento de accionamiento eléctrico.

Todo un referente tecnológico este F 200 Imagination, que demuestra que muchas veces los fabricantes nos enseñan el futuro del automóvil sin exagerar.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: