AI:ME: anticipo del futuro compacto eléctrico de Audi

En el Salón del Automóvil de Shanghái 2019, Audi presenta un concepto de movilidad para un futuro cercano. El prototipo Audi AI:ME ofrece unas dimensiones compactas, un interior futurista y capacidad para desplazarse con conducción autónoma de nivel 4.

En cuanto a dimensiones tiene una longitud exterior de 4,3 m, una anchura de 1,90 m, una distancia entre ejes de 2,77 m y una altura de 1,5 m. En diseño se observan similitudes con el VW ID. y el Seat e-Born.

Para los ocupantes, el tamaño compacto del sistema de propulsión permite ofrecer el máximo espacio habitable. El Audi AI:ME está diseñado con una configuración 2+X asientos. Su disposición depende de una serie de configuraciones distintas para los asientos y el espacio de carga. Aunque solo los asientos individuales delanteros se usarán en la mayoría de los trayectos, el concept tiene espacio para alojar hasta a cuatro ocupantes en las dos filas, si fuera necesario.
La conducción autónoma, es un punto determinante en el Audi AI:ME, situándose en el nivel 4. El Grupo VW está en la actualidad realizando pruebas reales de conducción autónoma en este nivel.

Los sistemas autónomos con nivel 4 no requieren ninguna intervención por parte del conductor, su función se limita a zonas específicas, como autopistas o áreas en el interior de las ciudades adecuadamente equipadas para ello. En esos lugares, el conductor puede transferir completamente la tarea de conducir al sistema, teniendo que retomar esa función tan solo cuando abandone esas zonas definidas para una conducción totalmente autónoma. Al contrario que otro prototipo de Audi, el AIcon, el cual es un vehículo con función de nivel 5 completamente autónomo; el Audi AI:ME está un peldaño por debajo en capacidades y por tanto, está equipado con los tradicionales volante y con pedales.

En el interior, los asientos delanteros están inspirados por clásicas butacas que disponen de una base acolchada amplia. Están tapizados con material textil en tonos grises. Los respaldos, que se han diseñado como una concha curva, van sujetos al asiento solo por un soporte vertical. Cuando los pedales no son necesarios, el conductor puede descansar los pies en un soporte bajo el salpicadero. En el asiento trasero, que se extiende hacia las secciones laterales del coche, los ocupantes pueden cambiar de posición.

El vehículo, como los sistemas de comunicación e interacción, se maneja mediante seguimiento de los ojos, órdenes vocales y campos sensibles al tacto en los paneles de las puertas. Hay un monitor OLED multifuncional y tridimensional que se extiende bajo el parabrisas .

Pasando al sistema eléctrico incorpora una batería con una capacidad de 65 kWh. La motorización se basa en un motor síncrono de imanes permanentes, situado cerca del eje trasero del AI:ME, capaz de generar 170cv de potencia máxima.

Los ejes y otros componentes de la suspensión proceden del conjunto de elementos de otros modelos compactos de Audi; mientras que la carrocería está hecha con una combinación de varios materiales ligeros como acero, aluminio y componentes de material plástico.

El AI:ME nos muestra un concepto de movilidad que adelanta las líneas maestras del futuro compacto eléctrico de Audi, antes de 2025 el fabricante alemán estiman que comercializará 12 modelos eléctricos.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: