Todas las motorizaciones del nuevo Seat León 2020

La cuarta generación del Seat León llega al mercado con una gama de motorizaciones que ofrecen entre 90cv de la versión de acceso; hasta los 204cv de potencia combinada en la versión híbrida enchufable. Las opciones son cinco, gasolina (TSI), Diesel (TDI), Gas Natural Comprimido (TGI), híbrido leve o “Mild Hybrid” (eTSI), e híbrido enchufable PHEV (eHybrid).

La oferta de motorizaciones de gasolina incorpora inyección directa y turbocompresor, con un abanico de potencias de entre 90 y 190 CV. El acceso de gama es el 1.0 TSI de tres cilindros con 90cv y 110cv. El primero de ellos, entrega 90 CV de potencia a 5.500 rpm y 175 Nm de par máximo entre 1.500 y 4.000 rpm. La versión más potente del bloque 1.0 TSI entrega 110 CV de potencia a 5.500 rpm y 200 Nm de par máximo entre 1.500 y 4.000 rpm.

El 1.5 TSI supone el siguiente en la oferta en gasolina, en 130cv y 150cv. Este motor utiliza el ciclo Miller y un turbocompresor de geometría variable; además, con la caja de cambios manual de seis velocidades, integra el sistema de Gestión Activa de Cilindros, que desactiva dos de sus cuatro cilindros en situaciones determinadas, para reducir el consumo. Finalmente en gasolina, el tope de gama es el 2.0 TSI de 190cv con transmisión de doble embrague DSG.

El diésel se mantiene vigente esta generación, pero únicamente con una motorización, la 2.0 TDI; en dos rangos de potencia, 115cv y 150cv. Ambas versiones de carrocería (5 puertas y Sportstourer), se ofrecen con cambio manual para los motores TDI de 115cv; y con opción de elegir entre una transmisión manual o automática DSG, para el bloque TDI de 150cv de potencia. El Sportstourer también está disponible con una versión de 150 CV con la caja de cambios DSG y al sistema de tracción integral 4Drive. Para superar las normas anticontaminación, las motorizaciones diésel del León incorporan un sistema de reducción catalítica SCR de dosificación doble, que realiza una inyección doble de AdBlue.

Pasando a las versiones híbridas, hay dos tipos disponibles. Las primeras son las denominadas híbridas leves o “Mild Hybrid”. Los eTSI utilizan los motores de gasolina 1.0 y 1.5 de 110cv y 150cv de potencia respectivamente. El sistema se basa en un generador de arranque y una batería de iones de litio de 48V. Permite la circulación con el motor apagado en algunos escenarios, recupera energía al frenar, y da apoyo al motor; todo ello reduce sustancialmente tanto el consumo como las emisiones. Estas motorizaciones reciben la catalogación ECO por la DGT. La versión híbrida enchufable combina un motor gasolina 1.4 TSI con un motor eléctrico, alimentado por un conjunto de baterías de iones de litio de 13 kWh de capacidad. El León eHybrid consigue una potencia conjunta de 204cv, va asociado a una transmisión DSG de seis velocidades y estará disponible en las versiones de 5 puertas y Sportstourer. Esta versión será catalogada con la etiqueta CERO de la DGT ya que ofrece hasta 60km de autonomía en modo eléctrico.

AE04BB67 C1CB 42C2 AE5E 7A73A2DFC376 - Todas las motorizaciones del nuevo Seat León 2020

Finalmente, está la opción GNC o Gas Natural Comprimido. Una motorizaciones bifuel basada en el motor 1.5 TGI que rinde 130cv. El vehículo integra 3 tanques de GNC con una capacidad neta total de 17,3 kg, lo que aporta al nuevo León TGI una autonomía de hasta 440 km en modo gas natural. Y si los tanques de GNC se quedan sin combustible, el motor cambia automáticamente para funcionar con gasolina.

En definitiva, la cuarta generación del Seat León llega con la mayor gama de motores vista en el modelo y dos formatos de carrocería, 5 puertas y Sportstourer. Lástima que las ventas no acompañen a los 3 puertas, versión que no existirá en esta generación.

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

A %d blogueros les gusta esto: